ERRORES SOBRE LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA

Todos hemos oído hablar de la Estimulación Temprana y tenemos al menos una idea de qué es. Pero, es que es en gran parte desconocida por la mayoría de las personas y esto provoca que circulen mitos, errores y malosentendidos sobre qué es, cómo y porqué se lleva a cabo, si es eficaz o para qué sirve…

Empecemos pues, por decir que la Estimulación Temprana es una forma de jugar y disfrutar con nuestros hijos y alumnos mientras realizamos actividades que sabemos que favorecen su desarrollo. Lo hacemos con la intención de lograr que el niño alcance el máximo de su potencial en todas las áreas: físicas, emocionales y cognitivas.

Para ello llevamos a cabo actividades que involucran el cuerpo y el movimiento, las sensaciones táctiles y propioceptivas, olfativas, gustativas, auditivas y visuales… abarcando todas las áreas del saber como puedan ser la música, las matemáticas, la ciencia o las artes, un segundo idioma, los deportes o cualquier interés del que disfrutemos los adultos y queramos compartir con nuestros pequeños.

En esta larga descripción cabe prácticamente cualquier actividad que hagamos con los niños. Y efectivamente, es así, cualquier cosa podría ser considerada como un estímulo adecuado dentro de la Estimulación Temprana, siempre que cumpla con unos requisitos.

El primero de ellos es el disfrute. No sólo del niño, sino también del adulo que lo acompaña. Si no se disfruta, si no es un juego divertido, no es Estimulación Temprana.

Otro de los requisitos es que las actividades han de ser adecuadas a la edad y la madurez alcanzada por parte de cada niño. Si se le propone hacer algo difícil o para lo cual no está preparado, y de lo cual no disfrutará, no podemos considerarlo Estimulación Temprana.

Las actividades han de ser atractivas y breves. Si como ya se ha dicho, los niños han de disfrutar de algo adecuado a su edad, no hay que alargarse en el tiempo pues se correría el riesgo de perder su atención. Y si no se cuenta con la atención e interacción de los pequeños, entonces tampoco es Estimulación Temprana.

Los estímulos deben ser novedosos pues esto atraerá la atención de los niños y de este modo, la Estimulación Temprana tiene la oportunidad de dar algo nuevo que no ofrece normalmente su entorno en el hogar o el aula. Es por este motivo que no enseñamos a los niños lo que es un plátano o un árbol, un perro o una silla… Sino que trabajamos con cosas que puedan parecer algo extrañas dada las edades de los niños, pero que suponen una estimulación totalmente diferente a la que ya tienen. Así no veremos lo que es un árbol, sino lo que es un roble, un castaño o un olmo. No veremos lo que es un perro, pero sí cómo es un dálmata, un pastor alemán o un golden retriever, por ejemplo.

De esta forma, mostraremos también a nuestros niños una realidad que está físicamente alejada de su entorno y a la que no pueden acceder personalmente, viendo lo que es un hipopótamo o la torre de Pisa, el monte Everest o la gran muralla china.

Las actividades que se realizan en la Estimulación Temprana deben repetirse y mantenerse constantes, esto supone jugar a lo mismo todos los días durante un tiempo. Repetir es necesario para lograr la creación de conexiones neuronales fuertes y permanentes. Y es que, es gracias a la repetición que el cerebro decide guardar las conexiones producidas por un estímulo. El cerebro interpreta que lo que hacemos a menudo, todos los días, es algo importante, por lo que guarda las conexiones creadas para que las podamos utilizar más adelante. Así va desarrollándose y creciendo el cerebro.

Si las actividades de estimulación no se repiten, preferiblemente a diario, no deberían considerarse Estimulación Temprana.

Precisamente, la creación de nuevas conexiones y circuitos neuronales permanentes es el primero y principal objetivo de la Estimulación Temprana. Y ésta se realiza en la etapa de la vida del ser humano en la cual esto es más fácil: los primeros seis años.

Es por esto que la estimulación se llama “temprana”.

Nadie puede dudar de la importancia de estos primeros años pues en ellos se produce el 90% del crecimiento cerebral y para comprobar esto, basta con observar cómo crece la cabecita de los niños en estas tempranas edades.

El cráneo crece porque lo hace el cerebro, literalmente se expande para permitirle disponer del sitio que necesita. El cerebro crece porque recibe estimulación del entorno en el cual vive el niño. La estimulación del entorno es siempre sensorial, entra a través de los sentidos.  No solamente de los cinco sentidos bien conocidos por todo el mundo, sino también por los sentidos internos que nos hacen sentir y conocer nuestro cuerpo para poder mover y utilizarlo con comodidad y eficacia.

Pues, como decíamos, en los primeros seis años se producen la mayor cantidad de circuitos neuronales, las herramientas con las que habremos de funcionar a lo largo de nuestra vida.

El cerebro del niño de seis años ya tiene el peso, volumen y tamaño del 90% del cerebro adulto.

Es en estos años que se aplica la Estimulación Temprana, aprovechando la mayor plasticidad cerebral para, como decíamos, llegar al máximo potencial de cada niño.

Por concluir, podemos decir que cualquier actividad que se realice en los primeros años y que sea adecuada, se haga de forma lúdica y atractiva, sea breve, repetida y continuada en el tiempo, podemos considerarla Estimulación Temprana.

Ahora que hemos planteado todo esto sobre la Estimulación Temprana, comprenderemos mejor qué creencias son mitos o simples errores producto del desconocimiento sobre el tema. Veamos algunos ejemplos…

ERROR 1: La Estimulación Temprana es para niños con dificultades. Esto no es cierto, pues como hemos dicho, en realidad se lleva a cabo con todos los niños para favorecer su desarrollo y ayudarles a alcanzar su pleno potencial.

ERROR 2: La Estimulación Temprana es lo mismo que la Atención Temprana. Ésta última sí que va dirigida a niños con dificultades y necesidades concretas que hay que cubrir. La Atención Temprana se dedica precisamente a esto. Y aunque bien podría decirse que su labor también es una estimulación temprana, el trabajo realizado en un campo y el otro no es el mismo, por lo que no siempre Estimulación y Atención Temprana son términos intercambiables, no son lo mismo.

ERROR 3: La Estimulación Temprana pretende que los niños aprendan cosas. El aprendizaje no es un objetivo de la Estimulación Temprana. Muchas personas se plantean para qué necesita un niño pequeño conocer la Torre de Pisa. Y la verdad es que ningún niño necesita aprender o conocer esto. Si les mostramos una imagen de este monumento es para cumplir el objetivo de crear nuevos circuitos neuronales ofreciendo al niño estímulos diferentes a los que ya tiene normalmente y activando a su vez, sus vías visuales y auditivas y sus mecanismos para prestar atención.

Por muy extraño que pueda parecer tratar ciertos temas con los niños, resulta que estos primeros años son los más indicados para crear nuevos intereses sobre cualquier área puesto que los pequeños muestran interés y disfrutan de todo lo que nosotros les presentemos con ilusión y ganas. Los primeros años son el tiempo ideal para crear un amplio abanico de intereses en los niños, nunca será tan fácil después.

ERROR 4: La Estimulación Temprana pretende adelantar etapas. Esta idea es muy común, pero ya quedó claro que los estímulos han de ser adecuados, acordes a la edad y el desarrollo alcanzado. Es importante conocer el desarrollo infantil para no precipitarnos, para no pedir al niño algo para lo cual aún no esté preparado (por cierto, en la Estimulación Temprana no pedimos nada a los niños, solamente intentamos captar su atención y sus ganas de participar).

ERROR 5: La Estimulación Temprana quita a los niños de jugar. Esta idea surge por la utilización de actividades organizadas y estructuradas, repetidas en el tiempo. Pero no puede estar más lejos de la verdad. La Estimulación Temprana debe ser un juego en sí misma. Sólo así será realmente efectiva. Al niño pequeño le gusta repetir lo mismo una y otra vez y si hay disfrute, para él será como un juego.

ERROR 6: La Estimulación Temprana impide al niño explorar libremente con su cuerpo y aprender por sí mismo gracias a la experimentación. Esto sería una barbaridad pues los niños necesitan explorar y experimentar con su cuerpo, con el movimiento y con su entorno. Las actividades de Estimulación Temprana, que, si bien están organizadas, estructuradas y dirigidas por el adulto, no pueden ni deben sustituir otros enfoques educativos ni deben evitar que el niño aprenda por sí mismo de forma libre y espontánea.

La Estimulación Temprana ha de verse como un juego más que se introduce en el día a día de los pequeños, bien sea en casa o en la escuela.

ERROR 7: Mejor no aplicar la Estimulación Temprana, los niños de hoy en día están ya demasiado estimulados. Bueno, esto en parte es cierto, pero la realidad es que están “mal estimulados”. Por el estrés, por el ritmo de vida que llevamos, porque tienen poco tiempo de disfrute, apenas juegan, porque la estimulación que reciben frente a una pantalla no es la más adecuada en estas tempranas edades. Pero todo esto, nada tiene que ver con la Estimulación Temprana.

ERROR 8: La Estimulación Temprana puede llevar a la sobreestimulación. Sobreestimular supone cansar a un niño, ponerle nervioso, estresarle, exigirle, obligarle, excitarle o en el mejor de los casos, aburrirle… Ninguna de estas cosas deben ser consecuencia de aplicar la Estimulación Temprana. No lo serán si hacemos bien las cosas. Y serán los niños quienes nos digan si lo estamos haciendo bien pues si ellos se muestran contentos y felices con las actividades que les proponemos, todo va bien.

ERROR 9: La Estimulación Temprana no es necesaria en el bebé pues éste lo que necesita es estar tranquilo y dormir mucho. Es cierto que los bebés han de dormir muchas horas, la mayor parte del tiempo, especialmente durante los primeros meses de vida. Sin embargo, tras los primeros dos meses han de ir estando más y más activos cada día, experimentando con su cuerpo, moviéndolo para aprender sobre el espacio y explorar el mundo que les rodea. El primer año de vida es un período clave dentro del desarrollo cerebral.

Por esto hemos de tener mucho cuidado con los bebés que son “demasiado buenos” pues muchos de ellos duermen más de lo esperado y se mueven mucho menos de lo que es deseable para un buen desarrollo. Y la razón puede ser que sean niños aburridos en un entorno escasamente estimulante.

ERROR 10: La Estimulación Temprana pretende crear genios. Esta es una idea absurda que realmente no merece la pena rebatir siquiera. Sería una locura pensar que pudiera existir una fórmula con la que contásemos para convertir a los niños en genios.

La Estimulación Temprana pretende dar al niño todas las oportunidades posibles para que logre un pleno desarrollo y alcanzar así todo su potencial, pero no podríamos plantearnos ir “más allá”. Simplemente no sería posible.

ERROR 11: La Estimulación Temprana es suficiente con aplicarla dos veces por semana. Esto ya sabemos que es una concepción errónea porque cuando los estímulos no son suficientemente intensos y repetidos no son considerados importantes por el cerebro, por lo que no crea con ellos circuitos neuronales fuertes.

Lo que no se repite, preferiblemente a diario, no es tan eficaz para lograr la maduración cerebral y, por lo tanto, el mayor grado de desarrollo en los niños.

ERROR 12: La Estimulación Temprana requiere de materiales costosos. En realidad, gracias a la flexibilidad de la Estimulación Temprana que nos permite hacer cualquier cosa de la que disfrutemos con nuestros niños, siempre que lo hagamos empleando estímulos adecuados, nuevos y repetidos, podemos utilizar una gran variedad de objetos y recursos para llevarla a cabo. No es necesario contar con material caro o difícil de fabricar.

ERROR 13: Se necesitan muchos conocimientos para aplicar la Estimulación Temprana. Como ya se dijo, lo que necesitamos realmente son ganas e ilusión. También conocer un poco el desarrollo del niño y los requisitos mencionados para asegurarnos de que estamos haciendo algo que es eficaz y beneficioso para los niños.

Recordemos que son ellos, los niños, quienes nos harán saber si lo estamos haciendo bien.

Si te ha interesado este tema y quieres saber más sobre la Estimulación Temprana, no dudes en informarte sobre el curso online ESOS PRECIOSOS PRIMEROS AÑOS que está alojado en la Editorial Servieditoriales.

Es un curso muy bonito en el que se incluyen gran cantidad de imágenes y vídeos de mi experiencia con la Estimulación Temprana a lo largo de más de 15 años.

¡Sé que te va a gustar!

Truco para la LACTANCIA y otros para el DESARROLLO de los BEBÉS en la formación online del método BEBÉ Y YO

Existen trucos que ayudan al bebé a succionar y a mucho más… Para utilizarlos hemos de conocer el desarrollo infantil. Así podremos acompañar al niño en ese desarrollo, respetándolo y fomentándolo para que sea pleno.

¿Te has dado cuenta de cómo a veces las cosas que parecen complicadas pueden tener en realidad una solución sencilla? Sólo necesitamos conocer cuál es…

Esto le pasó hace unos días a una mamá que acaba de tener un bebé y que no conseguía que éste succionara bien pues estaba siempre dormidito.
Su asesora de lactancia le aconsejó que estuviera tranquila, que es natural que un recién nacido esté algo aletargado y que su estómago es aún tan pequeño que se sacia con muy poquita leche que tome.
Sin embargo, el entorno de la mamá le sugería que le diese al bebé una «ayudita» de leche de fórmula y que le hiciese cosquillas para espabilarlo para comer. 

Afortunadamente, su asesora de lactancia está formándose en todo lo relacionado con el desarrollo y la estimulación de los bebés y sabe que masajeando sus manitas se puede provocar que el bebé active su boca y succione de forma natural, favoreciendo así la lactancia.

«Fue estimular su manita y el bebé empezó a succionar… ¡Fue mágico! ¡Me encantó verlo!», me contó esta profesional. 

Si tú también quieres conocer más sobre la gestación, el nacimiento y el primer año de vida de los bebés, sólo tienes que acercarte al método BEBÉ Y YO.
Se trata de un bonito programa online para profesionales, futuros padres, padres recientes o cuidadores que quieran aprender a acompañar a sus pequeños en el fascinante recorrido de la vida en sus comienzos.

Muchas veces basta con conocer cómo funcionan los bebés, cómo la naturaleza los ha programado para que crezcan y se desarrollen plenamente, sanos y felices.

Una formación online en la cual aprenderás sobre desarrollo infantil y lo que resulta necesario para lograr que el desarrollo sea pleno.

Teniendo en cuenta que el cerebro crece inmensamente en las primeras etapas de la vida en comparación con las demás, hemos de brindarle a este momento temprano la importancia que tiene. La gestación, el nacimiento y el primer año de vida son momentos clave dentro de todo el desarrollo de la persona. BEBÉ Y YO se ocupa de este período de modo que los adultos que cuidan de un bebé sean conscientes de lo que es más necesario para su completo desarrollo, para que puedan acompañar al bebé en el proceso, dándole todo lo que sea beneficioso para él y compensando las dificultades que haya habido o que puedan surgir.

Espero que esto sea de tu interés y que así podamos vernos dentro del programa. ¡Me encantaría que así fuera! 

Rosina Uriarte: la estimulación temprana y el neurodesarrollo infantil, claves para el crecimiento

Publicado en DiarioSigloXXI

Emprendedores de Hoy
Jueves, 2 de septiembre de 2021, 19:00 h (CET)
Rosina Uriarte: la estimulación temprana y el neurodesarrollo infantil, claves para el crecimiento

La estimulación temprana y el neurodesarrollo infantil son un elemento fundamental en el crecimiento de los pequeños porque determina su nivel de madurez cerebral y su comportamiento a futuro. Especialistas en neurodesarrollo como Rosina Uriarte, recomiendan que las técnicas de estimulación deben realizarse durante los primeros 6 años de edad y que el acompañamiento y la implementación de actividades lúdicas y físicas pueden ayudar al niño a desarrollar sus capacidades mentales para un mejor bienestar y calidad de vida. El aprendizaje del niño va siempre de la mano de su desarrollo durante los primeros años de vida.

Durante los primeros años de vida del niño se van desarrollando habilidades motrices, cognitivas y perceptivas que van determinando su comportamiento y arquitectura neuronal. Estas conductas se van modificando de acuerdo a las vivencias del pequeño, como por ejemplo, su interacción con el entorno, los vínculos afectivos y las experiencias con su cuerpo y el movimiento. Por eso, acompañarlos y apoyarlos durante el proceso de crecimiento es fundamental para detectar a tiempo posibles puntos débiles durante su desarrollo.

Rosina Uriarte, cuenta con un máster en neuropsicología y educación, y se ha dedicado durante más de 20 años a orientar a padres y a profesionales sobre técnicas y métodos de estimulación temprana para el desarrollo de bebés y niños. Su experiencia personal como madre y profesional, le ayudaron a superar las dificultades de desarrollo que marcaron la infancia de uno de sus hijos. Partiendo de sus vivencias y con el objetivo de apoyar a los padres en el desarrollo de sus pequeños, Rosina ha creado el programa “Mimando las estrellas”, una formación única en neurodesarrollo que imparte técnicas y métodos de estimulación cerebral.

Neurodesarrollo para padres y profesionales: formación online“Mimando las Estrellas” es una formación online que consta de una formación teórico-práctica que comprende cinco sesiones en directo donde se aprenden los fundamentos y las técnicas de estimulación temprana infantil, más una lección en video y PDF semanal durante un año con datos y ejercicios prácticos. Incluye soporte y acompañamiento en la forma de sesiones semanales de preguntas y respuestas en directo y un grupo privado de Facebook, donde los participantes podrán intercambiar sus experiencias y aclarar todas sus dudas e inquietudes.

Los participantes inscritos en este programa reciben como obsequio una suscripción estrella VIP que les permite asistir a una master class mensual con prácticas y lecciones y una sesión estelar mensual con expertos en áreas del neurodesarrollo en la cual los padres y profesionales pueden aprender, consultar dudas y recibir consejos de los mejores especialistas del sector. Este bono especial tiene una duración de un año, a disfrutar desde el primer día de suscripción.

Rosina también ofrece asesorías personalizadas y diversos cursos online de neurodesarrollo para familias que ayudan a sus pequeños a alcanzar un mejor desarrollo y futuro. Las personas interesadas en conocer toda la información, los servicios y formaciones de esta especialista, pueden contactarla a través de su página web y el correo electrónico que encontrarán en la misma.

ESTIMULACIÓN TEMPRANA ¿Para qué? 🤔

¿Para qué sirve la Estimulación Temprana?🤔 La estimulación temprana para bebés, para niños menores de 6 años… Existe confusión sobre lo que es y para qué se realiza la Estimulación Temprana. Por ello no resulta fácil responder a esta única pregunta… ¡Pero anímate a hacerlo! ¡No pierdes nada, SÓLO GANAS! 😃 En el enlace verás cuál es la pregunta. Elige una de las respuestas dadas y recibirás un bonito manual: «LAS REGLAS DE LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA Y EL APRENDIZAJE SIN ESFUERZO». ¡Es muy útil y te va a gustar! 😍 Haz clic en este enlace para responder y recibir tu regalo. 🎁

https://forms.gle/nnw197vHPH2PKAx78

Formación en ESTIMULACIÓN TEMPRANA con REGALO para ti

Hoy empezamos la formación en Estimulación Temprana «Esos Preciosos Primeros Años»:

TODA LA INFORMACIÓN AQUÍ

Una formación que te dará los conocimientos que necesitas para conocer cómo se produce el desarrollo de los niños y cómo aprovechar los años de mayor plasticidad cerebral para ayudarles a alcanzar todo su potencial.
Aprenderás sencillas técnicas de Estimulación Temprana que harán que disfrutes junto a los niños pequeños viéndoles disfrutar a ellos mientras sabes que estás reforzando su desarrollo pleno.
Además… ¡por inscribirte te llevarás un regalo!
Una recopilación de divertidas citas y anécdotas de los niños con los que he trabajado a lo largo de los años. ¡No te dejarán indiferente!


Qué nos dicen los NIÑOS FERALES de la PLASTICIDAD CEREBRAL

 

La plasticidad cerebral es la capacidad que tiene cerebro, especialmente el cerebro joven en el niño pequeño, de moldearse para adaptarse a cualquier circunstancia que se encuentre. Crea herramientas neurológicas en esos primeros años para que podamos funcionar después el resto de nuestra vida. Por esto son tan importantes las etapas tempranas en el desarrollo.

La naturaleza es inteligente y ha hecho que nuestro cerebro esté preparado para amoldarse y para crear esas conexiones, esos circuitos neuronales, esas herramientas neurológicas, muy tempranamente. No espera que el niño tenga 12 años para crear patrones de funcionamiento. Sino que, desde el mismo comienzo, el cerebro está abierto a toda la estimulación que recibe del entorno y creará maneras de funcionar para lo que el niño esté viviendo en cada momento.

Sabemos que la estimulación que recibe el niño del ambiente tiene un gran peso en su desarrollo cerebral, incluso más que la propia genética. Esto lo sabemos por muchos estudios realizados, pero también gracias a los niños ferales.

No está permitido hacer experimentación con los niños de modo que les aislemos de estímulos para ver qué pasa. La naturaleza a lo largo de la historia, sin embargo, ha hecho sus propios experimentos en los niños ferales. Niños del “experimento prohibido”, niños que se criaron sin estimulación humana, sin la estimulación que consideramos más básica y necesaria para que una persona se convierta en un ser humano pleno.

Estos niños se criaron con animales en el bosque o la selva, o incluso dentro del propio hogar (donde fueron alimentados mínimamente para mantenerse con vida, pero no recibieron los estímulos suficientes por parte de sus cuidadores). Gracias a estas terribles experiencias hemos podido comprobar los resultados de la falta de estimulación en el cerebro humano en esos primeros momentos de la vida.

Hay casos muy conocidos, algunos bastante recientes y bien documentados.

Varios fueron niños criados por lobos, cabras o perros… Todos ellos se comportaban como los animales que los habían cuidado y con los que habían convivido. Dándonos así muestras de lo increíble que resulta la plasticidad del cerebro humano joven. Esto es solamente posible en el cerebro del ser humano, pues el de un animal no tiene esta capacidad. Un perro, por ejemplo, por mucho que conviva con personas, nunca podrá comportarse como ellas. Sin embargo, un niño sí es capaz de adaptarse perfectamente a las circunstancias en las que vive, aunque se alejen bastante de lo que consideramos “humanas”.

Como decíamos, otros casos se han dado dentro del entorno de las personas y no de los animales. En los años 70 supimos del más conocido de todos: Genie. Genie era una niña que fue encerrada en una habitación oscura por su padre. Se pasaba las horas sentada y atada a un orinal. Genie se crió prácticamente sin ninguna estimulación durante los 13 años que tardó en ser descubierta. Apenas podía caminar y no hablaba.

Genie fue un caso muy seguido y al cual se dedicó mucho esfuerzo (quizá no de la manera más adecuada para ella), sin embargo, no lograron que Genie utilizase adecuadamente el lenguaje ni otras muchas cuestiones como relacionarse o adaptarse a las normas sociales como lo harían la mayoría de las personas. Se consiguió que aprendiese palabras sueltas que correspondían a los objetos que ella conocía, pero nunca lograron que realizase frases o que llegase a poder mantener una conversación.

Lo que nos muestran los casos como Genie y otros como el del niño del bosque de Aveyron, Daniel el niño cabra, Oxana Malaya criada con perros… es que hay un momento para determinados aprendizajes en la vida. Momentos clave o períodos sensibles para adquirir determinadas funciones, habilidades o destrezas y que llamamos “ventanas de oportunidad”. Son momentos en los cuales el cerebro está abierto para esos aprendizajes concretos y puede crear conexiones y circuitos neuronales para los mismos.

Hay un momento para aprender a caminar, un momento para aprender a hablar… para muchas otras cosas como adquirir nociones espaciales, por ejemplo.

Necesitamos de la estimulación adecuada para poder adquirir esas destrezas y esta estimulación debe darse en el momento adecuado. No vale cualquier momento.

Se ha comprobado que estos niños ferales tenían más probabilidades de poder llegar a caminar erectos o de hablar si se les descubría siendo aún muy jóvenes. A cierta edad se hacía más difícil. Cuanto más se alejaban estos niños de la edad en la que los niños normalmente aprenden a caminar y a hablar, más difícil era que lo lograsen.

Lo curioso es que todos nacemos con áreas cerebrales específicamente destinadas a la función del lenguaje, por ejemplo. Sin embargo, si un niño no recibe los estímulos adecuados mientras está creciendo y desarrollándose en esos momentos del periodo sensible para el lenguaje, no lo desarrollará a pesar de contar con estas áreas cerebrales.  

Es importantísimo que cuidemos del desarrollo de nuestros niños desde la misma concepción. Ofreciéndoles un entorno rico en estímulos adecuados, entre ellos el amor y los cuidados que todos merecen y tanto necesitan para crecer como seres humanos equilibrados y con una buena autoestima. Sintiéndose felices y capaces. No hay nada que nos fortalezca tanto como personas que sentirnos capaces. Y ahora sabemos que nuestras capacidades dependen en gran medida del desarrollo alcanzado a muy tempranas edades.

Rosina Uriarte

NEURODESARROLLO y ESTIMULACIÓN INFANTIL. Aprende sobre el desarrollo inf…

Tú puedes marcar la diferencia en la vida de los niños.
Aprende sobre el desarrollo infantil y cómo apoyarlo para que
sea pleno. Conociendo técnicas de neurodesarrollo y
estimulación temprana podrás trabajar con niños con
dificultades y, desde la prevención, con quienes no las tienen.
Crece y enriquécete como profesional. En esta formación
encontrarás el conocimiento que estabas buscando. La teoría
que nadie antes te había contado. Y la práctica que necesitas
en tu trabajo con los niños.

Curso completamente online. 24 horas de clase en 4 fines de semana consecutivos. 3 horas al día. Comenzando el 12 de septiembre.
Organiza FISIOLAB, Ecuador.
Infórmate en:
WhatsApp: +593 983966770
Email: [email protected]

Las reglas de la ESTIMULACIÓN TEMPRANA y del APRENDIZAJE SIN ESFUERZO.

Son cinco las reglas infalibles para aplicar la Estimulación Temprana de forma eficaz. Estas mismas reglas sirven para muchos aprendizajes en niños más mayores también.
El verdadero aprendizaje se da cuando uno vive experiencias y llega a sus propias conclusiones gracias a la experimentación.
Pero, si buscamos estimular a los niños pequeños para crear intereses y familiarizarles con el mundo mientras logramos nuevas conexiones neurológicas… o, si buscamos la memorización de conceptos en niños más mayores…, no hay como aplicar estas cinco reglas infalibles:
– ATRACCIÓN
– RAPIDEZ
– BREVEDAD
– REPETICIÓN
– CONTINUIDAD
Éstas son las mismas reglas que siguen los publicistas y gracias a las cuales, consiguen que nos aprendamos los anuncios sin intención alguna de hacerlo.
¿Os habéis dado cuenta de cómo se saben los anuncios de la televisión nuestras hijas e hijos? Los aprenden sin darse cuenta, sin esfuerzo alguno.
Así que, si como padres o educadores queréis que aprendan algo concreto (conceptos, nombres, fechas, fórmulas, ortografía… lo que sea…): ¡haced un anuncio!

Hazles un regalo a tus hijos: COMPARTE TUS INTERESES y aficiones.

Vídeo
Comparte tus intereses y aficiones con tus hijos cuando son pequeños, será un verdadero regalo para ellos, para toda su vida.
Existe un momento en el cual los niños se interesan por absolutamente TODO. Es el momento en el cual están aún en Educación Infantil. Los niños menores de seis años disfrutarán de cualquier cosa. Pero con una condición: hacerlo contigo.
Tienen a esta edad una gran necesidad de estar con sus padres y les interesa todo lo que hacen éstos.
Te imitan, te siguen a todas partes y quieren «jugar» contigo.
Aún no diferencian «jugar» de «aprender», son dos conceptos que van unidos, son prácticamente la misma cosa.
Por ello disfrutan de todo lo que hacemos con ellos, y mucho más aún si nosotros, los padres disfrutamos también.
Si eres padre o madre, no dudes en compartir lo que te apasiona con tu hijo o hija.
No hay una edad demasiado temprana. Pero sí una edad en la que ya será tarde para intentarlo.
Crear intereses en un niño o niña pequeña es fomentar su curiosidad y aprendizaje. Regalarle intereses a disfrutar juntos ahora, servirá de base para que adquiera más intereses en el futuro.
Una persona que disfruta de muchas cosas en la vida, no es solamente una persona más inteligente, sino una persona más feliz.

ERES RESPONSABLE. Eres responsable de tu bebé.


Eres responsable de tu bebé.

Eres responsable de que tu bebé crezca, se desarrolle y sea feliz.
De ti depende que reciba la mejor alimentación y los mejores cuidados, pero también todas las oportunidades que necesita para desarrollarse plenamente.
Para dar a un bebé las oportunidades necesarias, debemos los padres y cuidadores conocer bien cómo se produce el desarrollo infantil y cómo acompañar al bebé durante el mismo. «BEBÉ Y YO» está para acompañarte a ti en este proceso.
Un curso online que te ayudará a amar, conocer, respetar y acompañar a tu bebé en el fascinante recorrido desde su gestación hasta su primer año de vida.
Marcará un antes y un después en tu papel como madre, como padre, como cuidador/a. Vivirás la paternidad y el cuidado del bebé como a muchos padres de niños ya mayores nos hubiese gustado.
No descuides esta etapa tan preciosa de tu bebé, aprovéchala mientras aún estás a tiempo.
Curso online «BEBÉ Y YO» Con ROSINA URIARTE, educadora especializada en neurodesarrollo infantil. Inicio del curso al inscribirse. Información e inscripciones en: [email protected]www.servieditoriales.net