DISTANCIA SOCIAL entre los NIÑOS. ¿Puede afectarles? Hablemos de LA PIEL.

La distancia social impuesta por la crisis del Covid19 aparta a los niños unos de otros en las aulas, impide que puedan abrazar a sus abuelos y, en el peor de los casos, los aleja del contacto de sus propios padres.

Mari Cruz Domínguez, del Centro El Ángel en Madrid, me invita hoy para hablar de la piel y de la importancia que tiene el tacto y el contacto en la salud de los niños.

Mari Cruz Domínguez Rodríguez:
Telf: 667405039
https://www.tomatismadrid.com/
https://www.facebook.com/centroelangel/

Rosina Uriarte:
Puedes ponerte en contacto conmigo si buscas asesoramiento, orientación o consejos sobre cualquier tema relacionado con el desarrollo de tu hijo/a:
[email protected]
Telf: 646207929
Te espero 💗

#tacto #infancia #niños #desarrolloinfantil #cerebro #orientación #asesoramiento #rosinauriarte #neurodesarrollo

EL PODER DEL TACTO


EL PODER DEL TACTO

Las experiencias emocionales vividas en la niñez tendrán una relación directa con la capacidad futura para adaptarse a diferentes situaciones de la vida. Las experiencias afectivas que vivan nuestros niños, especialmente las que conllevan contacto físico, serán el fundamento de su estructura socio-afectiva como personas.


La piel supone los límites del cuerpo y la barrera física entre el “yo” y el resto del mundo. Sentir bien la piel es conocer bien estos límites, lo cual favorecerá que los niños puedan tanto defenderse de los demás y del mundo, como acercarse y relacionarse positivamente con ellos.


El tacto es un sentido especial. Cuenta con características que lo hacen único:
– es el primer sentido en desarrollarse ya en el útero
– es el primer sentido en aparecer y el último en desaparecer en la vida
– es el sentido más grande (cubre todo el cuerpo)
– es nuestro primer medio de comunicación
– junto al movimiento, hace que conozcamos nuestro cuerpo y lo que nos rodea
– supone reciprocidad con otra persona porque el efecto de este sentido es compartido
– es el sentido sin el cual no podemos sobrevivir, y hay muchos estudios que lo demuestran.


El tacto es, además, el sentido a través del cual podemos relajar más fácilmente a nuestros hijos. 


También es posible, por medio del estímulo táctil, ayudarles a conectarse más consigo mismos, a estar más presentes y, por lo tanto, a prestar mejor atención.

El tacto es un medio excepcional para relacionarnos y comunicarnos con ellos. Y un buen masaje diario, la mejor de las herramientas.


No hace falta conocer una técnica o unos ejercicios determinados, sólo hace falta tener las ganas y ponerse a ello. Dale un buen masaje a tu hijo, a tu hija. Será la mejor inversión en su personita, y en su futuro.


Rosina Uriarte

LO MEJOR QUE PUEDES HACER POR TU HIJO. Estimulación táctil y propioceptiva.

SENCILLOS EJERCICIOS DE ESTIMULACIÓN  TÁCTIL Y PROPIOCEPTIVA
EL TACTO Y LA PROPIOCEPCIÓN.

El propioceptivo es el gran desconocido del mundo de los sentidos. A pesar de ser, con el sentido vestibular, el más importante. El sentido propioceptivo convive e interactúa con los demás sentidos, pero es junto con el sentido táctil y vestibular, que sienta las bases sobre las que funcionan los otros sentidos y se produce todo el desarrollo.

Sus sensores se hallan por todo el cuerpo, debajo de la piel en músculos, tendones, articulaciones, etc. Resulta difícil ofrecer un estímulo propioceptivo sin pasar por la piel, por lo que casi siempre, este estímulo va unido al táctil. Pero, para que no quede solamente en tacto, habremos de aplicar el estímulo con presión.

También estimulamos nuestro sentido propioceptivo cada vez que realizamos una actividad utilizando nuestra fuerza.

Este sentido nos permite conocer nuestro cuerpo y saber cómo utilizarlo de forma eficaz. Por su acción conjunta con el sentido vestibular, nos dice cómo mantener una postura adecuada y cómoda, cómo manejar nuestro cuerpo realizando en cada momento los movimientos correctos. También nos dice qué fuerza habremos de utilizar para conseguir lo que nos proponemos.

El sentido propioceptivo nos conecta bien con nuestro cuerpo, con nosotros mismos. Situándonos en el espacio y el tiempo.

Estar bien conectados con nuestro cuerpo supone saber quiénes y cómo somos, y dónde estamos. Con esta conexión tendremos la mejor oportunidad de poder conectarnos también con todo lo que nos rodea, controlar mejor el espacio y poder prestar una mejor atención.

Contar con fuertes conexiones entre el cerebro y el cuerpo nos permite sentirnos más a gusto dentro de nuestro cuerpo, más seguros, confiados y cómodos. Permitiéndonos también controlar mejor, no sólo nuestro cuerpo, sino también la necesidad de moverlo, la impulsividad e inquietud.

Nos da contención al conocer nuestros límites, para defenderlos o abrirlos hacia los demás. Comprendiendo también dónde se hallan los límites en los otros.

El sentido propioceptivo incide en la regulación de nuestro comportamiento, nuestras relaciones sociales y nuestra capacidad de prestar atención y, por lo tanto, de aprender. Trabajar este sentido puede suponer el primer gran paso en ayuda del desarrollo de nuestros niños y niñas.

Rosina Uriarte


Si te ha gustado el vídeo, por favor pásate por mi canal de YouTube y dale al “like” 
Y suscríbete si aun no lo has hecho. ¡Que hay muchos más! ¡Gracias! 💗