El mayor desarrollo infantil es muy temprano馃懚

Todo el mundo deber铆a conocer el desarrollo infantil y saber que gran parte se produce tempranamente.

Hoy quiero compartir contigo una cuesti贸n con la que me encuentro a menudo y que cada vez me preocupa m谩s…

Y me preocupa porque ingenuamente tiendo a pensar que cada vez hay mayor conocimiento del desarrollo infantil, para en seguida darme cuenta de que no es as铆.

隆Todo el mundo deber铆a conocer el desarrollo infantil! 驴Por qu茅?

Pues, porque cuando hablamos de “desarrollo infantil” no estamos hablando solamente de lo que concierne a la infancia, estamos hablado del desarrollo del ser humano, o sea, de todos nosotros.

Seguro que viendo as铆 las cosas, estaremos de acuerdo en que es nuestro deber cuidar de que se cumpla lo m谩s importante, lo m谩s preciado de ese desarrollo de todos nosotros.

La paradoja es que no lo podemos cuidar porque lo desconocemos, lo ignoramos.
Y, tristemente, as铆 nos va…

Pero, no quiero ponerme tan melodram谩tica porque aqu铆 estamos compartiendo el mundo del desarrollo infantil, con la intenci贸n de conocerlo para respetarlo, acompa帽arlo y cuidarlo.

Bueno, vuelvo al principio, donde te dec铆a que hay una cuesti贸n que me encuentro demasiado a menudo todav铆a: las personas que siguen diciendo que “los beb茅s tienen que comer y dormir” y que “cuanto m谩s buenos son, mejor”. Vamos, que el hecho de que den la menor lata posible es lo deseable y lo deseado.

Y aqu铆 estoy yo para aguarles la fiesta insistiendo en que el cerebro humano no espera a que el ni帽o tenga un a帽o, dos, tres… que vaya al cole… o cualquier otro momento para crecer y desarrollarse. Para madurar y crear el cableado cerebral, las conexiones y circuitos neuronales con los que funcionaremos el resto de nuestras vidas.

No espera… La naturaleza es inteligente y ha dispuesto que el cerebro sirva al peque帽o ser humano muy pronto para que 茅ste pueda sobrevivir y aprender, adquirir destrezas y habilidades, para que pueda funcionar de forma eficaz a todos los niveles.

Es verdad que los beb茅s no han logrado esto a煤n, pero tambi茅n es cierto que sus cerebros est谩n ya sentando las bases para que todo ello se pueda cumplir.

No hay un momento en la vida en el cual crezca tan r谩pidamente la cabeza como durante el primer a帽o. Y la cabeza, el cr谩neo, crece para dejar espacio al cerebro que tambi茅n lo hace. As铆 que, lo que observamos por fuera (esa cabecita que crece tan r谩pidamente) es tambi茅n lo que est谩 ocurriendo dentro (el cerebro crece a la misma velocidad).

F铆jate:

El cableado cerebral que se produce en el primer a帽o de vida es enorme, mayor que el que se producir谩 en posteriores a帽os.

El beb茅 “bueno”, el que est谩 tumbadit@ y sentadit@ todo el d铆a, quiz谩 incluso delante de la televisi贸n o una tablet, ese beb茅 se lo pierde. Se pierde la mejor oportunidad de la que jam谩s gozar谩 para desarrollarse y alcanzar todo su potencial e inteligencia.

M谩s adelante sigue teniendo oportunidades para su desarrollo, s铆, pero ser谩n otras diferentes a las del primer a帽o. Digamos que, una vez que se pone a caminar, sigue construyendo los cimientos para su desarrollo, pero ya en otro nivel… la base de esos cimientos ya se crearon.

Y se crearon con las herramientas y materiales “disponibles” en el momento.

El beb茅 que tiene los est铆mulos que m谩s necesita (tras una buena gestaci贸n, nacer por v铆a vaginal, contar plenamente con el contacto f铆sico de sus padres, seguridad y amor a raudales, y plena libertad para moverse sobre el suelo sin que nadie lo haya sentado inmoviliz谩ndole sobre el mismo) cuenta con mejores herramientas y materiales para construir cimientos m谩s fuertes y estables.

Los cimientos que le permitir谩n seguir construyendo la m谩s fuerte, estable y bella construcci贸n del desarrollo infantil.

Como dice el fisioterapeuta, experto en neurodesarrollo infantil, I帽aki Pastor: somos lo que hemos sido de beb茅s, lo que hemos hecho y nos han hecho, c贸mo nos han tocado, c贸mo nos han movido, c贸mo nos han hablado… todo ello tiene una repercusi贸n en el futuro.

El beb茅 que se mueve arrastr谩ndose y gateando, con total libertad y todo el tiempo posible cada d铆a, est谩 entren谩ndose para luego poder estar quieto prestando atenci贸n, aprender a leer, a escribir, comprender las matem谩ticas, controlar sus emociones y su conducta…

隆Nada m谩s y nada menos!

As铆 que, lo peor que podemos pensar es que un beb茅 es mejor que sea “buen@”. Lo peor que podemos hacer es dejarlo tumbadit@ boca arriba, sentadit@ en una hamaca y adem谩s de todo esto, darle una pantalla para limitar a煤n m谩s su desarrollo.

Bueno, con esto pienso que es m谩s que suficiente por hoy. Gracias por leer hasta aqu铆. Espero que estas reflexiones y “desahogo” por mi parte te resulten interesantes.

Creo que tenemos el deber de hacer todo lo que est茅 en nuestra mano para que todo el mundo conozca mejor el desarrollo infantil y para que los padres y cuidadores sean conscientes de la gran responsabilidad que tienen al estar en sus manos el permitir o limitar que el desarrollo pleno de l@s ni帽@s.

Si te apetece saber m谩s de todo esto o de otras cuestiones sobre neurodesarrollo, podemos hablar de ello. Si te gustar铆a formarte, cuento con varias opciones para ti, s贸lo d铆melo y nos vemos para que pueda darte informaci贸n detallada. Podemos hacerlo si agendas una sesi贸n haciendo clic en el bot贸n (as铆 de f谩cil):

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *