VÍDEO: PILOTAJE ESPECTACULAR CON CINCO AÑOS. Enviado por Chicho Lorenzo.

Chicho Lorenzo envía este vídeo de uno de los alumnos de su escuela para pilotos Lorenzo Competición.

El niño que vemos pilotando la moto con gran destreza tiene cinco años recién cumplidos.

Creo que ilustra muy bien la importancia que tiene el hecho de aprovechar los primeros años de vida de nuestros pequeños. Realmente tienen grandísimas capacidades. Un potencial increíble en comparación con nosotros, los adultos. Lo único que debemos hacer para desarrollarlo es brindar al niño las oportunidades adecuadas.

Porque el niño del vídeo no es un niño que haya nacido con un especial don. Sin embargo, casi seguro que si sigue en el mundo de las motos llegue a ser un auténtico campeón.

Para sobresalir en una actividad, es necesario tener ciertas dotes por supuesto, pero la mayoría de las veces se trata de capacidades que tienen todos los niños dentro de un correcto desarrollo. La diferencia estriba en cultivar estas capacidades desde la más tierna infancia. Así, un niño con un sano desarrollo puede llegar a dominar una moto de esta manera cuando otros niños están aprendiendo a montar por primera vez su bicicleta sin rueditas traseras.

¿Se trata de crear genios? Una y mil veces: “NO”. ¿Que queremos que nuestros hijos destaquen entre los demás en algo? Tampoco es esto, no.

Es más que probable que en este caso concreto la afición por las motos venga originariamente del padre, y no del niño precisamente. Pero los niños pequeños disfrutan de cualquier actividad con la que disfrutemos nosotros mismos. Y sin llegar a presionarles para que lleguen a destacar, podemos dar a nuestros hijos oportunidades variadas, cuantas más mejor… Siempre en un ambiente lúdico y con ilusión.

El resultado es el que vemos en el vídeo: ¡impresionante! Pero como dice Chicho, sus alumnos son así… la única diferencia entre éste y el resto es que su padre llevaba la cámara encima.

4 respuestas a «VÍDEO: PILOTAJE ESPECTACULAR CON CINCO AÑOS. Enviado por Chicho Lorenzo.»

  1. Hola Rosina, soy Chicho Lorenzo y me ha encantado tu escrito.
    En la escuela tenemos niños de todo tipo, desde los que sus padres son aficionados de toda la vida, hasta los que nunca se sintieron atraidos por este deporte.
    En el caso de Marquitos, sus padres no tenian especial interes por este deporte, pero el niño si y con cuatro añitos recien cumplidos lo trajeron a la escuela.
    Un año justo despues ya ves lo que es capaz de hacer.
    Me gustaria comentarte un par de cosas que hemos descubierto en nuestros pequeños alumnos.
    Por regla general todos estos niños mejoran en su rendimiento escolar, en sus responsabilidades familiares y en el trato en su entorno social, se vuelven mas seguros de si mismos, superan la timidez, se comunican mejor.
    Hemos tenido tantos casos de profesores preguntando a los padres que que habia pasado con su hijo, que le habian notado un cambio a mejor sorprendente, que ya no nos sorprenden estos apuntes de los profesores.
    El otro detalle que hemos visto en nuestros alumnos, los que ya llevan unos cuantos años en la escuela, es que , comparandolos con otros niños de su edad se notan cambios importantes, son mas seguros de si mismos, con mas confianza a a la hora de resolver problemas y en general mas preparados para las dificultades de la vida.
    Un caso extremo fue el de Miquel, un niño que ahora tiene once años y que empezo hace dos y medio en la escuela.
    Miquel era un niño tan hiperactivo que estaba medicado cada dia. El niño se automarginaba hasta el extremo de esconderse debajo del pupitre y morder la mano de los profesores cuando lo querian sacar de ahi, ademas de otras manifestaciones preocupantes.
    Pues bien, todo aquello fue desapareciendo poco a poco a medida que el niño iba cumpliendo meses en la escuela. Ahora es un niño normal, sin problemas para relacionarse y se ha reducido un poco la medicacion para la hiperactividad.

  2. Hola Chicho,
    ya sabes que admiro mucho tu trabajo en la escuela de pilotaje con niños tan pequeños. Sobre todo porque, igual que yo en mis clases de estimulación temprana, haces cosas que los adultos tendemos a considerar "no apopiadas" o alejadas del mundo infantil.
    Y no solamente son estas actividades apropiadas, sino que la experiencia nos demuestra que los niños pequeños son los más capaces, los más interesados y los que más disfrutan de las actividades que hacemos. Son, por supuesto, los que más rápidamente aprenden…
    Cuando escribí la entrada pensé en lo que comentas, que no todos los padres son aficionados, pero al fin y al cabo los padres somos los responsables de decidir qué oportunidades damos a nuestros hijos.
    Lo que nos cuentas no me sorprende. Estoy convencida de que el ejercicio que hacen tus pequeños pilotos supone una estimulación potente del sistema nervioso con una gran aportación de información sobre el equilibrio, el control postural, visual, sobre la velocidad, la distancia, la profundidad… requiere de reacciones rápidas que sólo pueden darse adecuadamente cuando toda esta información da lugar a sistema nervioso maduro, a una buena integración sensorial, a un buen control postural… Requisitos también para el aprendizaje en el colegio, para mantenerse sentado en una silla en clase y prestar atención y poder dirigir correctamente los ojos en las tareas escolares entre otras muchas cosas…
    No me extraña nada que beneficie a niños con hiperactividad por todas estas razones y por el hecho de motivar al niño, de hacerle sentirse válido y bueno en algo (sentimiento del que suelen carecer estos niños y que alimenta su trastorno).
    Muchísimas gracias por tus aportaciones en este blog.
    Saludos,
    Rosina

  3. Hola,
    Tengo un pequeño de 28 meses que tiene pasion por las motos y la suya pequeña la domina de manera increible. Soy de un pueblo de sevilla y no se como puedo seguir con la ilusion de mi peque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *