¿Y LOS “NO HIPERACTIVOS”?

Rosina Uriarte

Hablamos a menudo de los niños hiperactivos cuando pensamos en la falta de atención y los problemas de relación social y de comportamiento… pero hay otros muchos niños, y en especial niñas, que no muestran hiperactividad y sufren también de todos los demás problemas asociados a ella. Recordemos que el movimiento excesivo es solamente un síntoma entre otros de un problema de inmadurez del sistema nervioso, que generalmente deriva en una dificultad a la hora de integrar la gran cantidad de estímulos sensoriales que nos bombardean constantemente.

Estos niños no hiperactivos, pero con problemas de integración sensorial, pueden verse abrumados por la estimulación vestibular, entre otras, siendo hipersensibles a sus efectos. Mostrándose como niños miedosos, patosos, a los que no les gustan los columpios o los toboganes, que se marean con facilidad y tienden a la hipoactividad. No debemos olvidarnos de ellos, porque al no tener una movilidad llamativa muchas veces pasan desapercibidos. Normalmente no damos tanta importancia al hecho de que un niño, y sobre todo una niña, sea muy “tranquilo”, o miedoso y no corra o se desenvuelva en su entorno con la misma facilidad que otros compañeros. Es importante estar alerta pues a menudo no se ven los problemas en estos casos hasta que no comienza el fracaso escolar. Es entonces cuando empieza a percibirse algo más que “tranquilidad”, normalmente en forma de falta de atención, problemas de relación y de personalidad o autoestima.

Estos niños también se beneficiarán de las terapias de estimulación vestibular mencionadas en mi anterior entrada: “El sistema vestibular y la hiperactividad”.

6 respuestas a «¿Y LOS “NO HIPERACTIVOS”?»

  1. Tienes razón, los alumnos hipoactivos no sólo pasan desapercibidos, sino que además nos encanta tenerlos en clase. La pena es que por esto mismo no les prestamos la atención que necesitan, siempre tan pendientes de los más “revoltosos” que saben hacerse notar…
    Saludos,
    Rosina.

  2. ¿Cómo saber cuando un bebé es hipoactivo? Mi bebé de 11 meses es bastante tranquilo, puede pasar bastante rato sentado jugando sin desplazarse, sin embargo recorre toda la casa gateando cuando quiere, come y duerme sin problemas, y se adapta rápido a cualquier ambiente… ¿Puede ser hipoactivo?

  3. Hola Fabiola,
    es bueno que tu bebé sea tranquilo, mientras no lo sea “demasiado”. Yo me preocuparía si apenas se moviera, pero si como dices, gatea ya y es un bebé feliz y sin problemas, si experimenta con su cuerpo con el movimiento y explora todo lo que tiene a su alcance, es un bebé sano. La hipoactividad debe preocuparnos en bebés muy parados y miedosos. A veces se evidencia una hipotonía muscular. Niños que no han tenido por ese motivo un desarrollo psicomotor adecuado y muestran falta de atención más tarde.
    Seguro que no debes preocuparte. No estaría de más que siguieras los consejos de los especialistas en neurodesarrollo como Doman, que aconsejan que el bebé pase el mayor tiempo posible sobre el suelo boca abajo. Así le darás más oportunidades de moverse y contribuirás beneficiosamente en su desarrollo.
    Enhorabuena por tu blog, acabo de darme una vuelta, veo que compartimos intereses.
    Saludos,
    Rosina Uriarte

  4. Gracias Rosina, ahora que mencionas hipotonía, en eso han coincido varios médicos, quienes la han diagnosticado como leve. Para ser más exacta, su “gateo” es más bien arrastre porque no es en 4 patas, sino con sus antebrazos. Me gustaría que vieras un video que colgué en you tube, pero como no es público, necesitaría agregarte, si puedes y no te causo mayor molestia, déjame tus datos por mi correo, valoraría mucho tu opinión. Gracias por visitar mi blog!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *