Lactancia materna, gran reencuentro para el neurodesarrollo. Con Davinia Cobos

Una vez más, como es habitual cada mes, contamos con una nueva experta en nuestro programa de formación online en neurodesarrollo MIMANDO LAS ESTRELLAS✨. En esta ocasión se trata de Davinia Cobos.

Davinia es fisioterapeuta, osteópata y experta en neurodesarrollo (gracias a su formación en el método TMPI) entre otras cosas y nos acompaña en el programa hablándonos del importante lugar que tiene la lactancia materna dentro del desarrollo infantil.

La lactancia materna es parte del desarrollo infantil y lo favorece, a su vez, un buen desarrollo favorece una óptima lactancia materna.

Escucha esta interesante charla previa a su sesión en el programa:

Canal de Youtube de Davinia “Davinci Fisioterapia Pediatría”

Davinci Centro de Fisioterapia, Osteopatía y Movimiento

Formación online en neurodesarrollo infantil MIMANDO LAS ESTRELLAS✨

TDA-H y Neurodesarrollo. Explicado para padres👨‍👩‍👦

En esta interesante charla hablamos de TDA-H y de cómo abordarlo desde el neurodesarrollo.

Eva Rincón, directora del centro multidisciplinar Aprendo, en Alcorcón (Madrid), me invitó a su espacio para compartir este tema tan fascinante.

Conoce a Eva y el trabajo que realiza con los niños con dificultades de aprendizaje y de desarrollo en APRENDO Centro Multidisciplinar

Si quieres conocer más sobre neurodesarrollo y cómo formarte, tienes información en esta misma página

El desarrollo de 0 a 6 años y su relación con el aprendizaje. Con Mar Ferré

Por segunda vez contamos con el privilegio de tener a la doctora Mar Ferré como experta invitada en el programa de formación online en neurodesarrollo MIMANDO LAS ESTRELLAS✨.

Mar Ferré llega al programa para darnos una sesión titulada “El desarrollo de 0 a 6 años y su relación con el aprendizaje”. Pero antes tenemos una pequeña charla que podrás ver y escuchar a continuación.

En ella, Mar destaca la importancia de que los niños completen su desarrollo en los primeros años de vida para que así puedan luego aprender sin dificultades en la escuela.

Completar el desarrollo es solamente posible si respetamos las necesidades del mismo y acompañamos a los niños a lo largo de su desarrollo desde la gestación. Para esto necesitamos conocer cómo se produce el desarrollo infantil y ser conscientes de sus prioridades.

Con una mirada holística desde la medicina integrativa como nos propone Mar, considerando al niño como una unidad, podemos trabajar para la prevención de las dificultades y para el refuerzo del desarrollo cuando estas dificultades se hacen presentes.

Página web de la doctora Mar Ferré

Programa de formación online en neurodesarrollo infantil MIMANDO LAS ESTRELLAS✨

Testimonios de profesionales formados en neurodesarrollo

¡Hola! Me hace mucha ilusión compartir contigo algunos testimonios de profesionales de la educación y la salud infantil que se han formado en neurodesarrollo.

Estas palabras representan la experiencia de otros muchos profesionales que introducen el neurodesarrollo en su labor diaria con los niños, viendo grandes avances gracias a ello.

Ojalá que te haya parecido interesante.

Si te apetece a ti también conocer mejor el neurodesarrollo y formarte para poderlo aplicar, sólo tienes que decírmelo por email o whatsapp:

email

whatsapp

O si lo prefieres, puedes agendar una sesión gratuita conmigo y hablaremos de todo ello. Sólo tienes que hacer clic en el botón:

Qué es la disciplina positiva. Con Cristina Sandín

Cristina Sandín, invitada experta al programa de formación online en neurodesarrollo infantil MIMANDO LAS ESTRELLAS✨, viene a hablarnos en esta ocasión de la disciplina positiva.

Nos cuenta cómo la disciplina positiva pretende llegar más allá de la conducta para ver qué hay detrás de la misma.

Nos da mucha más información, además de dejarnos un consejo muy interesante al final de esta interesante charla:

Puedes encontrar a Cristina Sandín en La Lupa🔍

Y aquí mismo el programa de formación online en neurodesarrollo infantil MIMANDO LAS ESTRELLAS

Testimonio de éxitos en la Atención Temprana gracias al Neurodesarrollo

Rocío García, orientadora de Atención Temprana de la provincia de Cádiz realizó una formación básica de introducción al Neurodesarrollo Infantil y nos cuenta los magníficos resultados que están observando, ella y sus compañeros, en los niños con los que trabajan.

Esto es posible gracias a su trabajo con sencillas técnicas y ejercicios de neurodesarrollo, trabajando con el cuerpo y con los sentidos.

Gracias Rocío por tan bonito testimonio, tan importante también para que cada día sean más conscientes las familias y los profesionales de lo importante que es trabajar el desarrollo de los niños con ejercicios de desarrollo infantil.

“Trabajar el desarrollo con ejercicios de desarrollo” puede parecer una redundancia, algo absurdo que decir, pero lo digo porque no suele trabajarse el desarrollo de los niños, sino más su aprendizaje y el entrenamiento para alcanzar determinados logros. El neurodesarrollo nos enseña cómo se produce el desarrollo para reproducirlo y así reforzarlo.

Es sencillo y lógico, es el camino…

Información sobre formación y asesoramiento en neurodesarrollo infantil en esta misma página:

El mayor desarrollo infantil es muy temprano👶

Todo el mundo debería conocer el desarrollo infantil y saber que gran parte se produce tempranamente.

Hoy quiero compartir contigo una cuestión con la que me encuentro a menudo y que cada vez me preocupa más…

Y me preocupa porque ingenuamente tiendo a pensar que cada vez hay mayor conocimiento del desarrollo infantil, para en seguida darme cuenta de que no es así.

¡Todo el mundo debería conocer el desarrollo infantil! ¿Por qué?

Pues, porque cuando hablamos de “desarrollo infantil” no estamos hablando solamente de lo que concierne a la infancia, estamos hablado del desarrollo del ser humano, o sea, de todos nosotros.

Seguro que viendo así las cosas, estaremos de acuerdo en que es nuestro deber cuidar de que se cumpla lo más importante, lo más preciado de ese desarrollo de todos nosotros.

La paradoja es que no lo podemos cuidar porque lo desconocemos, lo ignoramos.
Y, tristemente, así nos va…

Pero, no quiero ponerme tan melodramática porque aquí estamos compartiendo el mundo del desarrollo infantil, con la intención de conocerlo para respetarlo, acompañarlo y cuidarlo.

Bueno, vuelvo al principio, donde te decía que hay una cuestión que me encuentro demasiado a menudo todavía: las personas que siguen diciendo que “los bebés tienen que comer y dormir” y que “cuanto más buenos son, mejor”. Vamos, que el hecho de que den la menor lata posible es lo deseable y lo deseado.

Y aquí estoy yo para aguarles la fiesta insistiendo en que el cerebro humano no espera a que el niño tenga un año, dos, tres… que vaya al cole… o cualquier otro momento para crecer y desarrollarse. Para madurar y crear el cableado cerebral, las conexiones y circuitos neuronales con los que funcionaremos el resto de nuestras vidas.

No espera… La naturaleza es inteligente y ha dispuesto que el cerebro sirva al pequeño ser humano muy pronto para que éste pueda sobrevivir y aprender, adquirir destrezas y habilidades, para que pueda funcionar de forma eficaz a todos los niveles.

Es verdad que los bebés no han logrado esto aún, pero también es cierto que sus cerebros están ya sentando las bases para que todo ello se pueda cumplir.

No hay un momento en la vida en el cual crezca tan rápidamente la cabeza como durante el primer año. Y la cabeza, el cráneo, crece para dejar espacio al cerebro que también lo hace. Así que, lo que observamos por fuera (esa cabecita que crece tan rápidamente) es también lo que está ocurriendo dentro (el cerebro crece a la misma velocidad).

Fíjate:

El cableado cerebral que se produce en el primer año de vida es enorme, mayor que el que se producirá en posteriores años.

El bebé “bueno”, el que está tumbadit@ y sentadit@ todo el día, quizá incluso delante de la televisión o una tablet, ese bebé se lo pierde. Se pierde la mejor oportunidad de la que jamás gozará para desarrollarse y alcanzar todo su potencial e inteligencia.

Más adelante sigue teniendo oportunidades para su desarrollo, sí, pero serán otras diferentes a las del primer año. Digamos que, una vez que se pone a caminar, sigue construyendo los cimientos para su desarrollo, pero ya en otro nivel… la base de esos cimientos ya se crearon.

Y se crearon con las herramientas y materiales “disponibles” en el momento.

El bebé que tiene los estímulos que más necesita (tras una buena gestación, nacer por vía vaginal, contar plenamente con el contacto físico de sus padres, seguridad y amor a raudales, y plena libertad para moverse sobre el suelo sin que nadie lo haya sentado inmovilizándole sobre el mismo) cuenta con mejores herramientas y materiales para construir cimientos más fuertes y estables.

Los cimientos que le permitirán seguir construyendo la más fuerte, estable y bella construcción del desarrollo infantil.

Como dice el fisioterapeuta, experto en neurodesarrollo infantil, Iñaki Pastor: somos lo que hemos sido de bebés, lo que hemos hecho y nos han hecho, cómo nos han tocado, cómo nos han movido, cómo nos han hablado… todo ello tiene una repercusión en el futuro.

El bebé que se mueve arrastrándose y gateando, con total libertad y todo el tiempo posible cada día, está entrenándose para luego poder estar quieto prestando atención, aprender a leer, a escribir, comprender las matemáticas, controlar sus emociones y su conducta…

¡Nada más y nada menos!

Así que, lo peor que podemos pensar es que un bebé es mejor que sea “buen@”. Lo peor que podemos hacer es dejarlo tumbadit@ boca arriba, sentadit@ en una hamaca y además de todo esto, darle una pantalla para limitar aún más su desarrollo.

Bueno, con esto pienso que es más que suficiente por hoy. Gracias por leer hasta aquí. Espero que estas reflexiones y “desahogo” por mi parte te resulten interesantes.

Creo que tenemos el deber de hacer todo lo que esté en nuestra mano para que todo el mundo conozca mejor el desarrollo infantil y para que los padres y cuidadores sean conscientes de la gran responsabilidad que tienen al estar en sus manos el permitir o limitar que el desarrollo pleno de l@s niñ@s.

Si te apetece saber más de todo esto o de otras cuestiones sobre neurodesarrollo, podemos hablar de ello. Si te gustaría formarte, cuento con varias opciones para ti, sólo dímelo y nos vemos para que pueda darte información detallada. Podemos hacerlo si agendas una sesión haciendo clic en el botón (así de fácil):

👶ESOS PRECIOSOS PRIMEROS AÑOS o la plasticidad cerebral en los niños pequeños

Estos días me ha tocado reflexionar y hablar sobre la importancia de los primeros años de vida y la gran plasticidad cerebral que los caracteriza.

A menudo me encuentro con padres que siguen convencidos de que los bebés, cuanto más “buenos”, mejor… Y de que lo “único” que tienen que hacer es comer y dormir.

También me encuentro con aquellos que se ocupan de los deberes y el aprendizaje del hij@ mayor y dejan al bebé de un año frente a la tele o con una tablet para que “así esté tranquilo” y no dé mucho que hacer… “total, ya le llegará su momento de aprender también cuando vaya a la escuela”.

¡Nada podría haber más alejado de la realidad!

Sólo con observar el crecimiento de la cabecita de los bebés, podemos ser testigos en directo de lo rápidamente que crece su cerebro en esta temprana edad.
Y es que, el cráneo se agranda para dejar espacio al cerebro que está creciendo.
Fíjate de qué proporciones estamos hablando:

Este crecimiento no se da gracias al “aprendizaje”… Al menos, no al aprendizaje tal como lo entendemos en la escuela (letras, números, colores, formas geométricas…).
Es otro tipo de aprendizaje que habríamos de llamar “desarrollo” lo que nos llevará al crecimiento cerebral y a esos requisitos y recursos necesarios para luego poder aprender de forma natural y sin dificultades en la escuela.

Para que ese hij@ mayor pueda hacer los deberes sin un sobreesfuerzo, estando sentad@ y prestando la atención adecuada, antes tiene que haberse movido, tocado y experimentado con su cuerpo y con el mundo que lo rodea.

Es el trabajo con el cuerpo en los primeros años lo que nos permite un buen trabajo con la mente después.

Los primeros años de la vida son realmente preciosos.

Ser conscientes de ello nos permite respetarlos y cuidarlos como se merecen.

Por si te apetece, en este vídeo te cuento más:

Si quieres conocer más sobre el desarrollo cerebral, sobre el neurodesarrollo. O incluso te interesa formarte en el tema, paséate por esta web: rosinauriarte.com o agenda una sesión gratuita conmigo y te contaré las diferentes opciones de formación que te puedo ofrecer:

Aprender con la Estimulación Temprana

Curso online de Estimulación Temprana

La Estimulación Temprana se ocupa de ofrecer técnicas y actividades que favorecen el aprendizaje sin esfuerzo a través del juego y el disfrute, tanto del niño como del adulto que lo acompaña.

¡Quién pudiera aprender sin esfuerzo y disfrutando de ello!

Todos quisiéramos poder hacerlo y hemos olvidado que de niños esto era posible.

Los niños pequeños aprenden jugando y para ellos descubrir el mundo es divertido. Cualquier actividad que les propongamos hacer les parecerá bien pues de lo que más disfrutan es de compartir juegos con nosotros, los adultos.

Los niños pequeños aprenden sin esfuerzo, porque está en su naturaleza hacerlo. Igual que aprenden a hablar, sin presión, sin miedo a equivocarse, practicando sus nuevos logros y motivados por seguir a por más, así aprenden todo lo demás.

Pero para esto solamente existe una edad. Tristemente, según los niños se acercan a primaria, van perdiendo la ilusión innata por aprender y poco a poco deja de ser para ellos algo tan divertido.

Seguramente podríamos los adultos mantener esta ilusión por aprender en los niños si evitásemos que percibiesen el aprendizaje como algo costoso, algo aburrido o difícil que requiere esfuerzo.

Seguramente, si encontrásemos el modo de disfrutar con ellos de todas las maravillas por conocer, si les acompañásemos con ilusión en ese recorrido de conocimiento, ellos mantuviesen parte de esa ilusión por descubrir el mundo en el que viven.

La Estimulación Temprana se ocupa de ofrecer técnicas y actividades que favorecen el aprendizaje sin esfuerzo a través del juego y el disfrute, tanto del niño como del adulto que lo acompaña.

La Estimulación Temprana se aplica en edades tempranas (de ahí su nombre), sin embargo, bien podría alargarse más allá en el tiempo y utilizarse con niños más mayores.

Es cierto que los niños de primaria, los de secundaria, adolescentes y adultos, no aprendemos de la misma manera que lo hacen los niños de educación infantil. Pero sigue funcionando a todas las edades el hecho que nos llame la atención lo que resulta atractivo y que aprendamos sin esfuerzo aquello a lo que estamos expuestos con frecuencia.

Los publicistas lo saben muy bien: no hay nada como ofrecer algo de forma atractiva, repetida y constante, para que todos lo aprendamos, lo queramos o no… sin esfuerzo… sólo porque “está ahí” y llamó nuestra atención.

Como ejemplo tenemos los anuncios de televisión.

Aprovecha los años tempranos de la vida de tus niños para exponerlos a estímulos interesantes, cosas e información que los atraiga y que les motive a aprender. No es difícil, sino algo sencillo de lo que disfrutarás con ellos, seguro.

Y lo mejor, no sólo estarás divirtiéndote con ellos mientras aprenden, sino que sabrás que estarás aprovechando sus años de mayor plasticidad y crecimiento cerebrales. Dándoles la oportunidad de crear nuevas conexiones y circuitos neuronales, ayudándoles en su maduración. Creando en ellos nuevos intereses que puedan mantener más adelante y haciendo de ellos personitas más plenas y felices.

Si quieres formarte en Estimulación Temprana, infórmate aquí:

Tratar el TDA-H en los cimientos🏠

Para solucionar un problema se ha de atacar la causa que lo está creando.

Hoy, en este recién estrenado año 2024, quisiera retomar nuestras reflexiones sobre el desarrollo infantil con un tema que para todos es más o menos conocido: el TDA-H.

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad es, como decía, conocido. Sabemos que hace referencia a síntomas relacionados con la capacidad de prestar y mantener la atención, y en muchos casos con el control de los impulsos y el movimiento.

También sabemos que hay muchos niños afectados que muestran estos síntomas.

 y que esto les lleva a tener problemas de aprendizaje y de conducta.

¿Y qué estamos haciendo para ayudarles? Pues normalmente trabajar en lo que vemos: en la atención y el comportamiento. “Enseñando” y “entrenando” a los niños para que puedan funcionar mejor y tener más éxito en sus tareas diarias.

También utilizamos fármacos que reducen los síntomas durante las horas que dura su efecto.

Pero… seguro que si llevas un tiempo leyendo mis emails sabes lo que te voy a decir a continuación…

Que existe una manera mucho más eficaz de enfrentarse a un problema.

Y esto supone dejar los síntomas en un segundo plano (“gracias síntomas por hacernos ver que algo no va bien, por darnos pistas sobre qué pueda estar fallando, pero con esto ya habéis hecho vuestro trabajo”). Dejar de centrarnos, pues, en lo que vemos, en los síntomas, para dirigirnos directamente a donde pueda estar la causa que los está creando.

Así, en lugar de quedarnos solamente en la superficie, en lo que asoma, nos vamos a ir al fondo.

El fondo… donde está la raíz de los problemas normalmente… justo ahí es donde hemos de trabajar.

Sé que parece difícil porque este fondo “no se ve”. ¿Dónde está?

Pues, afortunadamente, no es tan difícil localizar este fondo. Conociendo cómo se produce el desarrollo infantil, veremos con claridad que los fallos se gestan muy tempranamente. Esto quiere decir que lo que asoma como síntoma en el niñ@ de educación infantil o primaria, ya comenzó mucho antes: en los orígenes del desarrollo de esa personita.

Al igual que ocurre en una casa que no se sostiene, que tiene grietas y fallos en su estructura, habremos de bajar a los cimientos para reforzarlos. Así en el desarrollo infantil también haremos lo mismo: bajar a los cimientos, trabajando en la misma base del desarrollo.

Y lo mejor de todo: que el trabajo en la base del desarrollo, además de ser más eficaz y efectivo, es más bonito, divertido y mejor aceptado por los niños pues supone trabajar con su cuerpo, con sus sentidos y con el movimiento.

Pero esto te lo voy contando en otros emails. Ahora me quedo con el símil de la casa para contarte todo esto en el siguiente vídeo. Espero que te guste:

Ojalá que te haya parecido interesante.

Y ya sabes que si quieres conocer mejor el neurodesarrollo y formarte para poderlo aplicar, puedes agendar una sesión conmigo y hablaremos de todo ello. Sólo tienes que hacer clic en el botón:

El artículo original en el que se basa este vídeo está en este mismo blog:

“Esta casa es una ruina… o la historia de un niño con TDA-H”