NEURODESARROLLO y AUTISMO. Testimonio de una madre.

Comparto con orgullo y emoción este testimonio de una madre que está trabajando con el neurodesarrollo con su hija con autismo.

Paloma es madre de una niña con autismo y participó recientemente en un asesoramiento grupal con formación en neurodesarrollo.

En una de las sesiones nos contó los grandes avances que estaba logrando su hija en tan solo tres semanas de trabajo con el neurodesarrollo.

«Mi hija es otra» son sus palabras… «Mi hija está logrando lo que en cinco años y nueve meses no hemos podido…«.

Escucha este bonito testimonio en el vídeo.

Si quieres conocer más sobre el neurodesarrollo, puedes inscribirte a mí MASTERCLASS GRATUITA. Junto a la clase encontrarás un PDF de regalo que esperar que te guste y sea muy útil.💗

Para información sobre asesoramiento y formación en NEURODESARROLLO, sólo haz clic aquí.

Opinión de una madre de un niño con TEA (autismo)

Solangi Molina, mamá de un niño con autismo, nos deja en este vídeo su opinión sobre su participación en el asesoramiento grupal con formación en neurodesarrollo.

Gracias Solangi, por tus palabras.

Me emociona trabajar con mamás tan implicadas como tú.

Y es un orgullo ver cómo incorporáis los ejercicios de neurodesarrollo en la rutina diaria de vuestros pequeños. Luchando así por lograr avances en su desarrollo. Avances que, sin duda, habrán de llegar.

Mucho ánimo para ti y para otras mamás que están en este camino.

Si alguien quisiera más información sobre asesoramiento y formación a familias, podéis pasaros por aquí: Asesoramiento y formación online en neurodesarrollo para padres.

Para conocer mejor el neurodesarrollo, sólo hacer clic aquí para ver mi masterclass gratuita (y descargar tu PDF de regalo junto a la misma).

Desarrollo infantil. Formación y asesoramiento.

Autismo (TEA), trastorno generalizado del desarrollo, déficit de atención con o sin hiperactividad (TDA-H), trastornos del lenguaje (TEL), dislexia, síndromes… son, entre otros, diagnósticos que hacen referencia a dificultades en el desarrollo y el aprendizaje de los niños.

El desarrollo de un niño equivale a su desarrollo y maduración cerebrales.

Al fin y al cabo, es el cerebro el que lo hace todo: es el cerebro el que camina, está sentado, presta atención, lee, escribe, se relaciona con los demás… El cerebro utiliza el cuerpo como un instrumento para hacerlo todo en la vida. Y es por esto que hemos de ocuparnos del cerebro de nuestros niños, de asegurarnos de que recibe la estimulación adecuada para su plena maduración y, cuando esto no ha sido posible, ofrecer una estimulación extra que lo ayude a alcanzar esa maduración óptima.

El neurodesarrollo se ocupa del desarrollo natural del cerebro

De esto se ocupa el neurodesarrollo. Una ciencia que se basa en el desarrollo natural del ser humano y en cómo apoyarlo de forma también natural para que sea lo más pleno posible. Todo esto se traduce en un trabajo con el cuerpo, las sensaciones y el movimiento. Un trabajo del cual disfrutan los niños mientras se dirigen directamente a las causas de sus dificultades en lugar de quedarse a trabajar exclusivamente en los síntomas.

Si te interesa el neurodesarrollo, conoce las opciones de formación y asesoramiento que te puedo ofrecer: formación para profesionales que trabajan con niños y asesoramiento individual o grupal para familias de niños con dificultades en su desarrollo.

Mimando las Estrellas programa de formación en neurodesarollo
Sembrando su Futuro curso online en neurodesarrollo
El Lenguaje de los Sentidos curso básico de neurodesarrollo online
Curso online de Estimulación Temprana
Curso de acompañamiento al bebé Método Bebé y Yo
Asesoramiento online en neurodesarrollo para familias

¡Ha mejorado la escritura y mucho más!

Mejorar la escritura, la comprensión lectora, la capacidad de prestar atención, diversificar los intereses… todo esto no tiene precio… Gracias Marga por contarnos cómo va avanzando tu niño 💜

Mejorar la escritura es uno de los objetivos de muchos padres que se acercan al neurodesarrollo buscando ayuda.

La escritura, como todas las habilidades y funciones del aprendizaje, requiere de una maduración previa que permita al niño escribir con comodidad y eficacia.

La capacidad de escribir con facilidad comienza en el mismo nacimiento (o incluso antes, cuando el niño agarra el cordón umbilical en el útero). Arrastrarse y gatear son fases en las cuales el bebé utiliza sus manos bien abiertas, permitiendo que el reflejo de agarre deje de actuar y aparezca la pinza entre el pulgar y el índice. Las manos adquieren así fuerza y se preparan para luego poder atar botones, cordones de los zapatos y escribir.

Los ojos también se van entrenando durante estas etapas para la visión de cerca (a la distancia de lectura y escritura), además de aprender a funcionar juntos de forma cómoda para utilizarlos eficazmente más adelante en la escuela.

Y todas las experiencias motrices, desde colocarse boca abajo para nacer y pasar por el canal vaginal, hasta ponerse de pie para caminar determinarán que el niño tenga un tono muscular y postura adecuados para poder prestar una buena atención y aprender sin dificultades.

Las habilidades para la escritura forman parte del desarrollo infantil y por ello no pueden separarse de todas las demás. En el testimonio de Marga vemos cómo mejora la escritura gracias al neurodesarrollo, trabajando la motricidad y la visión de forma conjunta. Un trabajo que merece la pena y que por ser lo natural en el desarrollo infantil, da sus frutos.

CONOCE EL NEURODESARROLLO viendo mi MASTERCLASS GRATUITA (además, verás un pdf de regalo para ti junto a la masterclass, no olvides descargártelo):

Qué necesita un niño con autismo💙

Hoy me gustaría hablar de una bonita experiencia que estoy viviendo con grupos de madres y padres de varios países.
Hace algunas semanas inicié un asesoramiento grupal que también incluía una formación básica en neurodesarrollo. Ya son tres los grupos que han pasado por este mini curso con asesoramiento grupal y estoy realmente contenta de ver cómo se implican las mamás (también hay algún papá) al aplicar sencillos ejercicios de estimulación con sus niños.
La mayoría de estos niños han recibido un diagnóstico del espectro autista, aunque también los hay que tienen déficit de atención u otros trastornos.
En 6 sesiones semanales vamos conociendo a cada uno de ellos y viendo qué puede brindarles el neurodesarrollo para lograr la maduración en su desarrollo.
No es fácil saber qué necesita un niño con autismo, principalmente porque no conocemos la causa directa que crea esas necesidades. Pero a pesar de ser tan diferentes entre sí, los niños cuentan con similitudes que comparten y que nos indican ciertas cuestiones que debemos trabajar.
La propiocepción, por ejemplo, es una prioridad. Y muy pocas veces se trabaja en los niños. Éstos, sin embargo, necesitan sentir su cuerpo para conectarse con él y solamente así, poderse conectar con lo que los rodea.
En pocas semanas o, incluso días, de aplicar la estimulación propioceptiva, pueden verse cambios en niños que con anterioridad no se dejaban tocar, estaban muy nerviosos o no prestaban atención a lo que ocurría a su alrededor.
No es magia. Es la naturaleza humana.
Así de simple. Nos parece extraño o complejo porque nos hemos alejado de lo natural hasta el punto de no comprenderlo. Por desgracia ocurre que desconocemos lo que más necesita el ser humano en su más pura esencia.
Pero va siendo hora de dárselo a los niños que más lo necesitan.
Como hacen las mamás de estos grupos de asesoramiento con formación en neurodesarrollo.
Como está haciendo Jenni:

Si estás leyendo esto y trabajas con niños, debes saber que puedes formarte en neurodesarrollo para poder tú también ayudar a familias a trabajar con sus niños por lograr avances. Ponte en contacto conmigo si te interesa.
si conoces a alguna de estas familias que pueda necesitar del asesoramiento, que puede ser grupal o individualizado, sólo tienes que decirles que se pongan en contacto conmigo.
Podéis hacerlo por whatsapp haciendo clic en mi número de teléfono:

Puedes ver mi masterclass gratuita sobre neurodesarrollo haciendo clic aquí

AUTISMO Y NEURODESARROLLO. Cuando el lenguaje de los sentidos logra más que las palabras

Autismo y Neurodesarrollo en nuestra charla en @lacocinadelizette

AUTISMO Y NEURODESARROLLO. Cuando el lenguaje de los sentidos logra más que las palabras.

El lenguaje de los sentidos habla más que el de las palabras cuando se trata de dirigirse a áreas cerebrales inferiores al córtex y que no entienden el lenguaje hablado.

Es el lenguaje, el de los sentidos, el que hemos de utilizar para reforzar el desarrollo de nuestros niños, haciendo que maduren esas áreas en las cuales se encuentran los fallos.

La estimulación sensorial es la base del trabajo del neurodesarrollo, tanto en el autismo como en otros casos de trastornos del desarrollo, de la conducta y el aprendizaje.

Sobre autismo y neurodesarrollo charlamos Lizette y yo en su canal de Instagram @lacocinadelizette.

Gracias a esta invitación a su espacio, pude hablar de la bonita experiencia que está suponiendo la formación y asesoramiento en neurodesarrollo a madres de niños con autismo de Estados Unidos y países de Latinoamérica.

A continuación puedes escuchar esta charla y debajo, dejaré enlaces para quien quiera más información.

Para más información sobre neurodesarrollo, formación y asesoramiento: rosinauriarte.com

Si quieres conocer el neurodesarrollo, te invito a ver mi masterclass gratuita (que además lleva un pequeño regalo en forma de pdf), sólo tienes que hacer clic en el enlace e inscribirte. Espero que te guste:

MASTERCLASS GRATUITA SOBRE NEURODESARROLLO

LA PANDEMIA Y EL NEURODESARROLLO

La pandemia ha supuesto un duro revés para todos nosotros, pero en especial para los niños, quienes han visto su desarrollo afectado en muchos aspectos.

La pandemia ha afectado al neurodesarrollo de los niños: pobreza, aislamiento, ansiedad, problemas mentales, falta de escolarización, de interacción con los demás, de contacto… retraso motriz, de lenguaje… sobreexposición a las pantallas, pobre conexión con la realidad…

El contacto y el movimiento son esenciales para el desarrollo físico, emocional, social y cognitivo de nuestros niños.

Podemos y debemos compensar las consecuencias negativas de la pandemia ofreciendo a los niños lo que más les ha faltado, que es precisamente lo que más necesitan: el contacto y el movimiento.

Si estás preocupado por alguno de tus hijos, podemos vernos en una sesión de asesoramiento. Infórmate aquí: asesoramiento en neurodesarrollo a familias.

Si buscas formarte en todo lo relacionado con el desarrollo infantil, verás a continuación las opciones que te puedo ofrecer:

Programas de neurodesarrollo que favorecen el aprendizaje y la conducta de los niños

El neurodesarrollo favorece el aprendizaje y la conducta de los niños

Cuando se trata de trabajar el desarrollo infantil, es importante dejar de lado la creencia común de que han de trabajarse los síntomas de lo que observamos en los niños. Tiende a creerse que lo que vemos es el problema, cuando en realidad es sólo la manifestación del mismo. La causa subyace no visible y es ahí precisamente a donde hemos de dirigirnos para dejar de poner parches y tratar los problemas desde la raíz.

Para aprender a hacerlo existen programas de neurodesarrollo que favorecen el aprendizaje de los niños. Varios de estos programas puedes encontrarnos en rosinauriarte.com, donde encontrarás opciones para la formación si eres profesional de la educación o la salud, o para el asesoramiento a las familias si tienes un hijo o hija que te preocupa.

Cada día son más los niños que muestran dificultades en su aprendizaje o en su conducta. Sin embargo, pocos padres o educadores son conscientes de que estos problemas no son causados por la educación o la disciplina recibida por el niño. Y tampoco se deben muchas veces a una inmadurez que se corregirá con el tiempo. Sino que en realidad responden a un desarrollo irregular o incompleto que habremos de reforzar.

Dejar de poner parches en el desarrollo de nuestros niños

Convencionalmente tratamos las dificultades de aprendizaje o conducta con ejercicios de lectura, escritura, matemáticas o de entrenamiento de la atención. Sin embargo, el neurodesarrollo nos muestra cómo estas dificultades que observamos son solo síntomas de un problema de fondo. Un único problema que puede manifestarse con síntomas a varios niveles: cognitivo, social, emocional o físico. Es necesario que busquemos las causas de esos síntomas para así dejar de poner parches y llegar a soluciones definitivas.

Por poner un ejemplo, pensemos en un niño que tiene problemas para escribir. Una de las razones puede ser que no haya superado el reflejo primitivo de agarre de cuando era bebé. La motricidad fina solamente podrá madurar si lo ha hecho primero la gruesa, lo cual quiere decir que para poder utilizar las manos de una manera precisa como en la escritura, primero el niño tiene que haberlas utilizado a un modo más general como pueda ser sujetando su propio peso sobre sus manos llevándolas bien abiertas en las etapas motrices del arrastre y el gateo. Etapas que además propician la pinza entre el dedo pulgar e índice. Este trabajo que realiza el bebé durante su primer año de vida permitirá al niño de primaria coger bien el lápiz y tener las destrezas manuales necesarias para escribir correctamente y sin esfuerzo.

Por lo tanto, el trabajo a realizar con este niño pasaría por incluirá ejercicios y juegos en los que pueda extender su mano y soportar peso en la misma como pueda ser el gateo o la carretilla.

Qué puedes encontrar en Una Infancia para Toda la Vida

En mi página web, rosinauriarte.com, tendrás acceso a información de cursos sobre neurodesarrollo y estimulación temprana. Una masterclass gratuita y mucho más.

Si quieres conocer mejor el desarrollo infantil desde la gestación, pasando por el nacimiento, el primer año de vida y toda la etapa de educación infantil y primaria, pásate por «Una infancia para toda la vida«. Tanto si necesitas formación, como si lo que buscas es asesoramiento, sólo tienes que ponerte en contacto conmigo. ¡Y hablamos!

Rosina Uriarte

Poner al BEBÉ BOCA ABAJO. ¿Sí o no?

¿Puede dormir un bebé boca abajo? ¿Y estar en esa posición mientras está despierto? ¿Debemos intervenir en la posición del bebé? ¿Qué es lo mejor?

Sobre la conveniencia de poner al bebé boca abajo o no, existe diversidad de opiniones. Pero para el neurodesarrollo está clara la respuesta: lo mejor es siempre lo más natural.

Aprende a acompañar a tu bebé en su desarrollo para ayudarle a lograr que sea lo más pleno posible con el método BEBÉ Y YO.

Curso online del método BEBÉ Y YO

«¡Ya madurará!» El PEOR CONSEJO del mundo.


«¡Ya madurará!» «Cada niño tiene su ritmo.» «No te preocupes, todo se solucionará.»
Cuando una niña o un niño no ha madurado como nos gustaría a determinada edad, no hay nada que nos haga pensar que puedan lograr esa maduración por sí solos después.
Hay niños que, afortunadamente, encuentran la forma de vencer sus dificultades a base de esfuerzo y compensaciones. Pero muchos otros, no.
La maduración no se produce a saltos. Cada niño tiene su ritmo, pero el camino hacia la maduración es parecido para todos. Todos han de seguir unos pasos previos para llegar a donde queremos que lleguen.
Todos han de recorrer el mismo camino, aunque lo hagan de diferentes maneras y a su propio ritmo.
Cuando un niño o una niña se encuentra lejos de sus compañeros de edad en este camino del desarrollo, hemos de ponernos en guardia y plantearnos qué cosas están pasando en ese camino para que se encuentre lejos de donde están los demás. Esperar a que dé un «sprint final» para llegar a donde consideramos que debería estar no es una buena idea.
Los niños van avanzando y esto nos consuela a los padres, pero debemos tener en cuenta que todos los niños avanzan en su camino del desarrollo, no sólo avanza nuestra hija, nuestro hijo, también los hacen el resto. Por lo que si se encuentra a cierta distancia del resto, va a ser difícil que logre alcanzarles como nos gustaría.
Esperar a que la maduración deseada ocurra por sí sola, cuando no ha sido así hasta el momento, supone perder un tiempo precioso en el cual podríamos estar logrando esa maduración ayudando al niño, a la niña, en el proceso.
«Esperar» es la peor idea y el peor consejo del mundo.
Actuar cuanto antes puede suponer lograr resultados mayores y más rápidamente, ya que cuanto más jóvenes son los niños, más oportunidades tenemos de lograr esa maduración con un pequeño «empujón» que les demos.
Hoy tu hijo, tu hija, es más joven que mañana.
Por esto, HOY es el mejor de los días para actuar. Y si quieres, yo te puedo ayudar: Puedes ponerte en contacto conmigo si buscas asesoramiento, orientación o consejos sobre cualquier tema relacionado con el desarrollo de tu hijo/a:

[email protected]

646207929 Te espero 💗

«Plasticidad cerebral en el niño»