DÉFICIT DE ATENCIÓN. ¿Por qué tantos niños lo padecen?

¿Cuántos niños hay con déficit de atención? Pues cada día son más… Cada día son más los niños con ese diagnóstico: TDA (trastorno por déficit de atención) o TDAH (cuando existe hiperactividad).

Y no son solamente estos niños los que tienen problemas para prestar y mantener su atención, sino que prácticamente todos los niños con algún diagnóstico tienen también déficit de atención.

Al fin y al cabo, los diagnósticos son “nombres” que hacen referencia a síntomas que observamos en los niños. Hacen referencia normalmente al que se considera el síntoma principal. Pero no a todos los síntomas que coexisten junto al que resulta más llamativo.

La realidad detrás de todos estos nombres es que casi siempre incluyen las dificultades de prestar atención. Y esto es así porque la atención requiere de que TODO esté en orden. Todo esté en orden en el desarrollo del niño, en la maduración alcanzada, en cómo se siente a nivel físico y emocional…

Cualquier cosa que le ocurra a un niño puede afectar su atención. Hay niños que no han completado su desarrollo, o bien su desarrollo se ha visto frenado por cualquier motivo, han tenido una gestación o nacimiento complicados, no han pasado por las etapas del desarrollo motriz del primer año de vida o han vivido dificultades de salud importantes…

Otros niños tienen una alta sensibilidad que puede hacer que el modo en el cual perciben los estímulos sensoriales dificulten su capacidad de prestar o de mantener la atención. Muchos no solamente perciben la información que entra por sus sentidos de forma magnificada, aumentada, como es el caso de los niños que se tapan los oídos porque les molestan los sonidos cotidianos. Hay otros niños que no manifiestan sus hipersensibilidades de esta manera, pero también lidian con ellas a diario, y no solamente a nivel auditivo pues esto puede ocurrir en cualquiera los sentidos. La atención también falla cuando los sentidos no envían al cerebro información clara y precisa, sino distorsionada. O cuando el niño no es capaz de inhibir unos estímulos, los más importantes para realizar la tarea que se haya propuesto, sino que recibe un bombardeo de información que no puede gestionar eficazmente.

Todo lo que preocupe a un niño, lo que le esté afectando a nivel emocional (por problemas en el hogar, en la escuela…), o incluso a nivel físico (si tiene un dolor de tripas, por ejemplo) es susceptible de afectar su atención.

Los niños con dificultades de aprendizaje sufren en el colegio. Demasiadas veces se les presiona para que aprendan al ritmo de sus compañeros. Se les hace leer delante de ellos o se les pide que respondan a preguntas que ellos pueden no conocer, o creer que no conocen…

Esta presión es muy dañina porque el estrés, literalmente, apaga nuestro córtex cerebral. El cerebro ahorra energía y la utiliza en lo que considera prioritario en cada situación de la vida. En situaciones de estrés o miedo (por un potencial peligro) el cerebro no se ocupa de aprender, ni de funcionar a nivel cognitivo. Si no que está ocupado de cuestiones más básicas, como luchar, huir o sobrevivir…

A los adultos nos ocurre también. Cuando estamos preocupados por algo, nuestra atención se ve claramente afectada (nuestro córtex no está funcionando a pleno rendimiento, digamos…). Todos hemos experimentado momentos de estrés en los que se nos olvidan las cosas, no recordamos lo que sabemos o no somos capaces de seguir una película o una conversación…

Si somos capaces de experimentar esto en nosotros mismos y reconocerlo, ¿por qué nos cuesta tanto reconocerlo en los niños que lo experimentan también?

No nos quedemos enfocados en el diagnóstico, en el síntoma. Busquemos la causa que lo está provocando. Si logramos descubrir esta causa, podremos trabajarla directamente. Y cuando se trabaja una causa y se consigue hacer que desparezca, es cuando desaparecerán a su vez los síntomas que estaba creando.

Busquemos las causas del por qué tantos de nuestros niños tienen dificultades de atención, solo así podremos solucionar esas dificultades de raíz y para siempre.

*Si quieres conocer más sobre las dificultades en el desarrollo de los niños, sobre cómo buscar las causas de los síntomas y cómo trabajarlas, infórmate del programa en neurodesarrollo MIMANDO LAS ESTRELLAS:

https://rosinauriarte.com/mimando-las…

Estimulación VESTIBULAR. Cómo estimular con el MOVIMIENTO.

La estimulación vestibular, procedente del movimiento del cuerpo en el espacio, es uno de los principales “alimentos” del cerebro. Resulta vital para el desarrollo cerebral del niño, ya desde la propia gestación (el movimiento de la madre desarrolla el cerebro del bebé en el útero). Una vez que nace, el bebé pide lo que más necesita: movimiento con mecimiento y contacto. ¡Necesita que le cojan en brazos!

También necesita del contacto piel con piel y del porteo… Pero volviendo al movimiento… Éste es esencial a lo largo de toda la infancia y los niños, de nuevo, nos lo hacen saber corriendo, saltando, trepando, girando…

En el mundo actual en el cual vivimos, los niños pasan la mayor parte de su tiempo en la escuela y el hogar, delante de pantallas. Apenas corren, trepan árboles o juegan en el exterior. Incluso los parques se encuentran en estos tiempos precintados, y en las escuelas los columpios y toboganes son solamente para los niños de Educación Infantil (esto con suerte para los más pequeños cuando disponen de ellos).

Nuestros niños se mueven cada día menos y el riesgo no es únicamente la obesidad infantil como podríamos pensar… ¡no!

Las consecuencias son mucho mayores y abarcan todas las áreas del desarrollo, incluidas la emocional y la cognitiva.

Y esto es así porque el desarrollo a través del movimiento sustenta todo el desarrollo posterior. Y niños que no se han movido adecuada y suficientemente en sus primeros años de vida, muy probablemente tendrán dificultades en su aprendizaje escolar después.

No se aprende a leer, a escribir o las matemáticas de repente, “porque sí”. Sino que se hace gracias a todo lo aprendido y experimentado anteriormente. Gracias a las experiencias con el cuerpo y el movimiento de éste en el espacio, será que el niño podrá contar con las herramientas necesarias para poder aprender fácilmente en la escuela.

¡Incluso los movimientos de sus ojos para poder leer dependen del movimiento que haya hecho antes con el resto de su cuerpo!

La estimulación vestibular que brindamos a los niños gracias al movimiento activa sus cerebros. ¡Los enciende! Por esto podemos ayudarles a mantener la atención en sus tareas escolares gracias a permitirles moverse.

Tenían razón ya en la antigüedad clásica cuando nos decían “mens sana in corpore sano”… Primero el cuerpo, luego la mente.

Charla en CENTRO EL ÁNGEL, Madrid: https://www.tomatismadrid.com/

Gracias a Mari Cruz Domínguez que me invitó a su centro a dar una charla sobre la estimulación vestibular.

Si quieres más información sobre desarrollo infantil, aquí en mi página: https://rosinauriarte.com/​ ¡Bienvenido!😘

REFLEJOS PRIMITIVOS. BRMT, MOVIMIENTOS RÍTMICOS.

El programa de formación en Neurodesarrollo MIMANDO LAS ESTRELLAS cuenta con aportaciones de expertos en desarrollo infantil. En esta ocasión tenemos el honor de escuchar a EVA BARTOLOMÉ, quien está con nosotros en el programa para una sesión titulada “Reflejos primitivos, BRMT.”

MIMANDO LAS ESTRELLAS: https://rosinauriarte.com/mimando-las…

Antes de nuestra sesión con Eva, la tenemos aquí para esta pequeña entrevista en la que nos cuenta en qué consisten los reflejos primitivos, cómo pueden afectar al desarrollo o la conducta cuando estos reflejos no están integrados y cómo conseguir que se integren, dando una segunda oportunidad al sistema nervioso de madurar. También nos explica qué es el método BRMT (Blomberg Rhythmic Movement Training), creado por el doctor Harald Blomberg: https://www.blombergrmt.es/​

Eva Bartolomé Castrillo es licenciada en Psicología Clínica y en Psicología de la Educación, graduada en Fisioterapia e Instructora y Consultora de BRMT. Es un placer tenerla en MIMANDO LAS ESTRELLAS.

Poner al BEBÉ BOCA ABAJO. ¿Sí o no?

¿Es conveniente poner al bebé boca abajo? Hay quienes piensan que sí… otros que no… Pero, ¿en qué se basan unos y otros? ¿Qué es lo mejor para el bebé? Según mi parecer, lo mejor es siempre lo más natural.

EL TACTO Y LA PROPIOCEPCIÓN

El tacto y la propiocepción son dos de los sentidos más importantes y vitales para el correcto desarrollo del ser humano. Las experiencias relacionadas con estos sentidos determinan en gran medida nuestro carácter, cómo nos sentimos y cómo sentimos a los demás y al mundo en el que vivimos.

En el vídeo te contaré mucho más…

Charla en el Centro El Ángel Tomatis, Madrid. Gracias a Mari Cruz Domínguez que me invitó a su centro a dar una charla sobre tacto y propiocepción. https://www.tomatismadrid.com/​

Si quieres más información sobre desarrollo infantil, pásate por mi página: https://rosinauriarte.com/​ Te espero 😘

Qué nos dicen los NIÑOS FERALES de la PLASTICIDAD CEREBRAL

 

La plasticidad cerebral es la capacidad que tiene cerebro, especialmente el cerebro joven en el niño pequeño, de moldearse para adaptarse a cualquier circunstancia que se encuentre. Crea herramientas neurológicas en esos primeros años para que podamos funcionar después el resto de nuestra vida. Por esto son tan importantes las etapas tempranas en el desarrollo.

La naturaleza es inteligente y ha hecho que nuestro cerebro esté preparado para amoldarse y para crear esas conexiones, esos circuitos neuronales, esas herramientas neurológicas, muy tempranamente. No espera que el niño tenga 12 años para crear patrones de funcionamiento. Sino que, desde el mismo comienzo, el cerebro está abierto a toda la estimulación que recibe del entorno y creará maneras de funcionar para lo que el niño esté viviendo en cada momento.

Sabemos que la estimulación que recibe el niño del ambiente tiene un gran peso en su desarrollo cerebral, incluso más que la propia genética. Esto lo sabemos por muchos estudios realizados, pero también gracias a los niños ferales.

No está permitido hacer experimentación con los niños de modo que les aislemos de estímulos para ver qué pasa. La naturaleza a lo largo de la historia, sin embargo, ha hecho sus propios experimentos en los niños ferales. Niños del “experimento prohibido”, niños que se criaron sin estimulación humana, sin la estimulación que consideramos más básica y necesaria para que una persona se convierta en un ser humano pleno.

Estos niños se criaron con animales en el bosque o la selva, o incluso dentro del propio hogar (donde fueron alimentados mínimamente para mantenerse con vida, pero no recibieron los estímulos suficientes por parte de sus cuidadores). Gracias a estas terribles experiencias hemos podido comprobar los resultados de la falta de estimulación en el cerebro humano en esos primeros momentos de la vida.

Hay casos muy conocidos, algunos bastante recientes y bien documentados.

Varios fueron niños criados por lobos, cabras o perros… Todos ellos se comportaban como los animales que los habían cuidado y con los que habían convivido. Dándonos así muestras de lo increíble que resulta la plasticidad del cerebro humano joven. Esto es solamente posible en el cerebro del ser humano, pues el de un animal no tiene esta capacidad. Un perro, por ejemplo, por mucho que conviva con personas, nunca podrá comportarse como ellas. Sin embargo, un niño sí es capaz de adaptarse perfectamente a las circunstancias en las que vive, aunque se alejen bastante de lo que consideramos “humanas”.

Como decíamos, otros casos se han dado dentro del entorno de las personas y no de los animales. En los años 70 supimos del más conocido de todos: Genie. Genie era una niña que fue encerrada en una habitación oscura por su padre. Se pasaba las horas sentada y atada a un orinal. Genie se crió prácticamente sin ninguna estimulación durante los 13 años que tardó en ser descubierta. Apenas podía caminar y no hablaba.

Genie fue un caso muy seguido y al cual se dedicó mucho esfuerzo (quizá no de la manera más adecuada para ella), sin embargo, no lograron que Genie utilizase adecuadamente el lenguaje ni otras muchas cuestiones como relacionarse o adaptarse a las normas sociales como lo harían la mayoría de las personas. Se consiguió que aprendiese palabras sueltas que correspondían a los objetos que ella conocía, pero nunca lograron que realizase frases o que llegase a poder mantener una conversación.

Lo que nos muestran los casos como Genie y otros como el del niño del bosque de Aveyron, Daniel el niño cabra, Oxana Malaya criada con perros… es que hay un momento para determinados aprendizajes en la vida. Momentos clave o períodos sensibles para adquirir determinadas funciones, habilidades o destrezas y que llamamos “ventanas de oportunidad”. Son momentos en los cuales el cerebro está abierto para esos aprendizajes concretos y puede crear conexiones y circuitos neuronales para los mismos.

Hay un momento para aprender a caminar, un momento para aprender a hablar… para muchas otras cosas como adquirir nociones espaciales, por ejemplo.

Necesitamos de la estimulación adecuada para poder adquirir esas destrezas y esta estimulación debe darse en el momento adecuado. No vale cualquier momento.

Se ha comprobado que estos niños ferales tenían más probabilidades de poder llegar a caminar erectos o de hablar si se les descubría siendo aún muy jóvenes. A cierta edad se hacía más difícil. Cuanto más se alejaban estos niños de la edad en la que los niños normalmente aprenden a caminar y a hablar, más difícil era que lo lograsen.

Lo curioso es que todos nacemos con áreas cerebrales específicamente destinadas a la función del lenguaje, por ejemplo. Sin embargo, si un niño no recibe los estímulos adecuados mientras está creciendo y desarrollándose en esos momentos del periodo sensible para el lenguaje, no lo desarrollará a pesar de contar con estas áreas cerebrales.  

Es importantísimo que cuidemos del desarrollo de nuestros niños desde la misma concepción. Ofreciéndoles un entorno rico en estímulos adecuados, entre ellos el amor y los cuidados que todos merecen y tanto necesitan para crecer como seres humanos equilibrados y con una buena autoestima. Sintiéndose felices y capaces. No hay nada que nos fortalezca tanto como personas que sentirnos capaces. Y ahora sabemos que nuestras capacidades dependen en gran medida del desarrollo alcanzado a muy tempranas edades.

Rosina Uriarte

El DESARROLLO de TUS HIJOS

VÍDEO

El pasado 18 de octubre hablamos del desarrollo infantil a través de la página de FB de la asociación Laztana. Todo lo que debes saber sobre el desarrollo de tus hijos, ¡no te lo pierdas! La Asociación LAZTANA para el Desarrollo y la Estimulación Infantil una asociación sin ánimo de lucro, que cuenta con la firme convicción de poder lograr resultados en el tratamiento a nuestros hijos basándonos en terapias naturales. Motivados por esta convicción, hemos logrado acuerdos y colaboraciones con profesionales del campo de las bioterapias y de la organización neurológica, y también con productores y distribuidores de productos para el consumo ecológico. Si quieres recibir más información o formar parte de la asociación y disfrutar de estas ventajas, ponte en contacto con nosotros. https://www.asociacionlaztana.org/

CAMBIA TU MIRADA SOBRE LA INFANCIA

No sigas frustrado porque te faltan herramientas con las que trabajar con los niños. No tengas miedo a no saber ofrecerles lo que necesitan. Acércate al mundo del neurodesarrollo y cambiarás tu mirada sobre la infancia. Comprenderás lo sencillo, lógico y natural que resulta acompañar a un niño en su desarrollo. Y lo beneficioso que puede resultar para los dos.
Haz click en el enlace para descubrirlo:

El DESARROLLO INFANTIL se produce en un ORDEN y una secuencia

VÍDEO

Es necesario que las áreas inferiores y más primitivas del cerebro maduren adecuadamente para que después puedan hacerlo las áreas más sofisticadas.

Englobamos todas las áreas cerebrales en tres grandes boques (según su proceso de maduración y funciones): supervivencia, emocional y cognitivo.

El desarrollo en el niño debe ser pleno y completarse para que las tres áreas cerebrales maduren correctamente y la información pueda fluir por todas ellas sin obstáculos de ningún tipo.

El proceso de activación y maduración de estas tres áreas coincide con el proceso de maduración del desarrollo infantil, éste se produce siempre en el mismo orden:

1º físicamente

2º emocional y socialmente

3º intelectualmente

Cada etapa del desarrollo surge gracias a lo logrado en la etapa anterior y por lo tanto, depende directamente de ésta. Y a su vez, cada etapa determinará que el niño/a alcance fácil y plenamente la siguiente. Existe un orden y una secuencia en el desarrollo que resultan de vital importancia para el mismo.

Para reparar fallos en etapas anteriores del desarrollo (que se manifiestan con síntomas actuales causados por estos fallos antiguos) tenemos que volver atrás en el desarrollo.

De esto se ocupa el NEURODESARROLLO.

Si quieres conocer más sobre ello, haz click aquí: