fbpx

EL DESARROLLO MOTRIZ ALCANZADO DETERMINA EL DESARROLLO EMOCIONAL, SOCIAL Y COGNITIVO

El desarrollo f铆sico determina el desarrollo emocional, social y cognitivo

El desarrollo motriz determina el desarrollo infantil

Cu谩ntas veces nos hemos planteado por qu茅 un ni帽o es m谩s t铆mido, m谩s miedoso, m谩s torpe que sus hermanos o que sus compa帽eros de colegio. Tendemos a explicarlo con la idea de que 鈥渓e toc贸鈥 esa combinaci贸n de genes que nos hace ser como somos. Y lo justificamos deciendo: 鈥渆s su car谩cter鈥.

Pero esta teor铆a est谩 quedando de lo m谩s obsoleta y es hora de que cambiemos los conceptos que tenemos sobre c贸mo se produce el desarrollo de la personalidad de un ni帽o.

Hasta hace muy poco era la gen茅tica la que daba respuesta a todas estas cuestiones y cre铆amos firmemente que nuestra forma de ser estaba determinada por una selecci贸n de genes de la cual no ten铆amos escapatoria.

Hoy sabemos, sin embargo, que los genes no lo deciden todo como cre铆amos, sino que son el entorno que nos rodea y las experiencias vividas las que determinar谩n y conformar谩n al ser humano resultante.

Por un lado, la epigen茅tica nos habla de c贸mo son factores externos ambientales los que hacen que un gen se manifieste en un grado u otro. Por otro lado, la neurociencia nos explica c贸mo se desarrolla el cerebro desde abajo hacia arriba, desde 谩reas m谩s primitivas y b谩sicas que se ocupan del cuerpo a nivel f铆sico, hacia 谩reas m谩s sofisticadas que se ocupan de funciones mucho m谩s complejas como las cognitivas. Es precisamente en estas 谩reas cerebrales m谩s primitivas donde dejan huella las experiencias vividas m谩s tempranamente. Huellas a la que no tenemos acceso desde la consciencia y por ello, no podemos manejar desde la raz贸n o la l贸gica, permiti茅ndoles v铆a libre para que condicionen muchos de nuestros comportamientos a lo largo de la vida.

Con todo lo anterior, vemos que las primeras experiencias y el movimiento son piezas clave en el comienzo del desarrollo de una persona, y por lo tanto, de su personalidad.

Piaget nos habl贸 de periodo sensoriomotor en el ni帽o peque帽o. Un periodo en el cual los sentidos est谩n a pleno rendimiento absorbiendo toda la informaci贸n a trav茅s del cuerpo y 茅ste, respondiendo a esa informaci贸n que le rodea gracias al movimiento.

Alguien dijo alguna vez que 鈥渦n ni帽o peque帽o es un cuerpo movi茅ndose en el espacio鈥. Y esta es una gran verdad en lo que al desarrollo infantil se refiere.

El ni帽o tiene la necesidad de moverse porque es el movimiento un factor vital para el desarrollo de su cerebro. Busca lo que necesita, lo hace de forma instintiva. La naturaleza lo ha programado as铆, para asegurar que se produzca un desarrollo adecuado.

Dice el refr谩n que 鈥渘adie aprende en cabeza ajena鈥. La experimentaci贸n de un hecho hace que 茅ste se grabe en nuestra memoria de una manera mucho m谩s s贸lida que si solamente lo hubi茅semos visto, le铆do o hubi茅semos o铆do hablar de ello. Y para 鈥渆xperimentar鈥 algo, necesitamos del cuerpo.

Los ni帽os peque帽os tienen una gran necesidad de moverse y lo hacen casi constantemente en su af谩n por conocer el mundo, pero primero, por conocer su propio cuerpo, por dominarlo y usarlo a la perfecci贸n.

Sin embargo, debe puntualizarse que no se trata simplemente del movimiento por el movimiento. Cada etapa del desarrollo requiere de unos logros determinados y en el beb茅 y el ni帽o muy peque帽o, gran parte de estos logros tienen que ver con su cuerpo y con c贸mo lo utiliza. Lograr destrezas motrices en el momento adecuado ser谩 lo que d茅 lugar a la creaci贸n o fortalecimiento de estructuras y conexiones cerebrales que facilitar谩n despu茅s otras funciones y que llevar谩n al ni帽o a un buen control de su cuerpo. El ni帽o necesita moverse en las primeras etapas de su vida para llegar a controlar el movimiento m谩s adelante. El 鈥渃ontrol鈥 y el 鈥渟aber parar鈥 son la m谩xima expresi贸n del dominio del movimiento corporal.

Cuando esto no se ha logrado plenamente, siempre se puede trabajar repasando de nuevo los movimientos y etapas motrices que no se lograron con 茅xito en su momento. De esta forma estar铆amos permitiendo al cerebro tener una segunda oportunidad para su pleno desarrollo.

Es sabio permitir a los ni帽os moverse. Permitir que experimenten con su cuerpo, que adquieran destreza y eficacia con el mismo pues cuanto m谩s h谩biles se sientan dentro de su cuerpo y utiliz谩ndolo en sus experiencias en la vida, m谩s confiados se sentir谩n consigo mismos. Esto afectar谩 directamente a su autoestima y a su personalidad. Y como dec铆amos, sentar谩 las bases de destrezas que aparentemente nada tienen que ver con el movimiento y que ser谩n muy necesarias en el aprendizaje escolar y en muchas situaciones de la vida.

Es por esto que decimos que el desarrollo f铆sico precede e influye directamente en todo el desarrollo posterior, incluyendo el desarrollo emocional, social y cognitivo.

Rosina Uriarte

Si buscas formarte en neurodesarrollo infantil, inf贸rmate de un programa de formaci贸n online 煤nico:

MIMANDO LAS ESTRELLAS

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *