ESTIMULACIÓN TEMPRANA Y LAS MATEMÁTICAS

Rosina Uriarte

¿Por qué enseñar las matemáticas antes de los 4 años?Porque hay que recordar que es precisamente el período entre los 0 y los 4 años la etapa durante la cual el cerebro está estructuralmente preparado para la adquisición de lenguajes. Se trata de “la ventana temporal”. Cuando se “cierra” la ventana el aprendizaje de los diferentes lenguajes, incluido el matemático, será mucho más difícil.

G. DOMAN: “Esperar a que los niños vayan al colegio para comenzar a enseñarles matemáticas, es equivalente a no hablar a un niño hasta que vaya a la escuela. Es bueno enseñar matemáticas de esta manera y a esta edad porque les resulta enormemente divertido.”

Enseñar matemáticas en primer lugar va a facilitarles la adquisición de nuevos lenguajes y les va a hacer más fácil la comprensión de las relaciones entre los diferentes elementos del lenguaje: el razonamiento abstracto.

Las matemáticas se aprenden en estimulación temprana con carteles en los que se representan cantidades con puntitos de color rojo. Se van viendo las cantidades del 1 al 100 y después se van sumando y restando pequeñas cantidades. La técnica utilizada es la misma que para los bits de inteligencia.

Una vez que los niños controlan las cantidades de puntos, se pasará a hacer lo mismo con los dígitos.

(Existen bits de matemáticas editados por la editorial Edelvives.)

Además de pasar los bits de matemáticas, aprovechamos los objetos que utilizamos en el aula: si vemos un tema de animales marinos, podemos contar conchas, por ejemplo; con el tema de las señales de tráfico contamos y trabajamos cantidades de cochecitos de juguete, etc…
Lo importante es que el niño llegue a comprender la noción de cantidad y el hecho de que ésta varía al añadir o quitar. También que entienda que la cantidad no cambia por colocar los objetos en diferentes posiciones. Que para contar debe colocar los objetos en fila y comenzar siempre contando con su dedo el primero objeto a su izquierda, y que deberá pronunciar un sólo número por cada objeto, sin saltarse ni repetir ninguno. Para lograrlo se deben utilizar siempre objetos reales y no abstracciones. Por ello, las operaciones con dígitos las veremos solamente cuando se haya trabajado lo suficiente con cantidades reales y tangibles.

En casa podemos jugar con las matemáticas en cualquier momento y con cualquier objeto que estemos utilizando: en la cocina con los alimentos y utensilios, mientras cocinamos o ponemos la mesa…, mientras se juega con juguetes, etc.

Debemos aprovechar las ocasiones en las que podamos contar y jugar con cantidades con el niño, aunque nos parezca aún demasiado pequeño para ello.

Bibliografía:

-“Cómo multiplicar la inteligencia de su bebé”
Glenn Doman y Janet Doman
Ed. Edaf
-“Cómo enseñar matemáticas a su bebé”
Glenn Doman y Janet Doman
Ed. Diana

-“Hijos mejores”
Dr. Francisco Kovacs
Ed. Martínez Roca

-“El método de los bits de inteligencia”
Víctor Estalayo y Rosario Vega
Ed. Edelvives

3 respuestas a «ESTIMULACIÓN TEMPRANA Y LAS MATEMÁTICAS»

  1. Es un regalo hermoso para padres y niños. Un regalo y de oportunidad para tantas criaturas que en paises menos favorecidos no solo sirve la voluntad del pogenitor para apoyarlos. Gracias por esta Magnifico Blog.

    Pudiera usted decirme como podemos apoyar en la concentración a un niña de 8 meses?.

    Gracias

    Elisa

  2. Hola Rosina,
    primero enhorabuena por tu blog. Es de lo mejor que he visto en la web referente a estimulación y aprendizaje infantil. Estoy informándome mucho ya que seré padre para mediados de agosto. Muchas de las técnicas tengo previsto adaptarlas al tiempo que tengamos. Sé, como habéis dicho en algún comentario del blog, que me mirarán como un bicho raro alguno de mis familiares o amigos. El objetivo de todas es alimentar las ganas de aprender del niño. Pero una de mis dudas es saber, si no puede ser peligroso que al llegar a primaria, sabiendo leer, puedan resultar al niño las clases poco estimulantes. No sé. Me gustaría saber tu opinión. Muchas gracias,
    David

  3. Primero de todo, quisiera contestar a Elisa y pedirle disculpas por no haber contestado a su comentario, no sé qué ha podido pasar pero lo acabo de ver ahora. La atención de una niña de 8 meses es muy cortita, por esto hay que plantearse hacer muchas cosas muy breves con ella. Atraer su atención dependerá del tono de voz, de los gestos y de la ilusión que pongáis al hacerlo. Debe ser algo que difrutéis juntas, como un juego, si lo vives así verás como te presta la suficiente atención. Y si te refieres a desarrollar su capacidad de atención para el futuro, puedes estar segura de que la estimulación temprana le ayudará mucho en ese aspecto.
    Tanto a Elisa como a David me gustaría daros las gracias por vuestro apoyo y deciros que es un orgullo para mí que os guste mi blog. Eso me anima mucho para seguir adelante, gracias de verdad.
    David, en cuanto a la pregunta que te planteas, es algo que se plantean todos los padres que estimulan a sus hijos. Te daré mi opinión, basada en la teoría y también en la experiencia de lo que he podido ver en mis hijos y en mis alumnos.
    Existe un momento para todo en la vida del niño, hay un momento para aprender a andar, para hablar, etc. Hay un momento en el que los niños aprenden a leer sin esfuerzo, como un juego, igual que aprenden el lenguaje oral. Hay también un momento en el que el niño disfruta de las matemáticas de forma lúdica y natural… Todo esto ocurre en infantil, antes de primaria. Primero porque es la edad en la que los niños quieren y necesitan aprender, tienen muchísima curiosidad y disfrutan de todo lo que hagamos con ellos disfrutándolo nosotros también. En primaria los métodos utilizados en la enseñanaza no son tan lúdicos, nosotros no hemos aprendido normalmente a leer o las matemáticas como algo natural y divertido, sino todo lo contrario.
    Muchos padres me preguntan si deben enseñar a sus hijos a leer proque los pequeños les preguntan qué pone aquí o allí y los padres tienen miedo de que se aburran en clase cuando llegue la enseñanza de la lectura. Y yo les digo que si esperan a ese momento, su hijo puede que ya no tenga esa ilusión y ganas de aprender y se habrá desperdiciado un momento precioso. El niño estimulado desde pequeño llevará cosigo toda la vida ese regalo, su cerebro estará más preparado que el de los demás para cualquier cosa que se proponga en la vida. Si se aburre en clase o no depende de las circunstancias que le rodeen y esas son difíciles de cambiar pues hoy por hoy no existe una atención individualizada en el aula.
    Sinceramente creo que negarle a un niño la oportunidad de aprender en el momento adecuado y cuando él lo desea y necesita es un error muy grave, independientemente de lo que ocurra en primaria. Uno de los objetivos de la estimulación temprana es lograr individuos que no pierdan nunca su curiosidad y ganas de aprender, su interés por todo y que sean inteligentes y felices toda su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *