TMR: TERAPIA DE MOVIMIENTOS RÍTMICOS

Rosina Uriarte

Harald Blomberg, médico sueco, es el creador de esta terapia de movimientos rítmicos que está demostrando ser un gran éxito especialmente en casos de TDA-H (trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad), también esquizofrenia, parálisis cerebral y otros trastornos.

Es una terapia fácil de llevar a cabo y habitualmente resulta agradable para la mayoría de los pacientes. Se trata de la realización repetitiva de movimientos rítmicos que implican todo el cuerpo. Se llevan a cabo sobre el suelo y se basan principalmente en la imitación de los movimientos propios realizados por los bebés de forma natural durante su crecimiento y desarrollo. Bastarán de 10 a 15 minutos diarios para comenzar a notar los beneficios en pocas semanas. Sin embargo, reconstruir el cerebro de esta manera lleva tiempo por lo que la terapia deberá llevarse a cabo de forma contínua y diaria durante normalmente un año para resolver los problemas de atención y las dificultades de aprendizaje.

Estos movimientos suponen una insistente estimulación de varios sentidos y órganos del cuerpo. Esta estimulación hace que madure el sistema nervioso, al igual que madura y se desarrolla el cerebro del bebé que los realiza de manera espontánea. Esto consigue que la atención y la concentración aumenten y la impulsividad y la hiperactividad disminuyan. También logran un mejor tono muscular, junto con una mejoría en la postura, la respiración y la resistencia. Todo esto, a su vez, influye positivamente en la capacidad de atención.

Harald Blomberg es doctor en medicina y especialista en psiquiatría. Tiene más de quince años de experiencia y ha ayudado a muchos niños y adultos con problemas locomotores, TDA-H, problemas de aprendizaje y autismo. Podéis encontrar más información sobre esta terapia en su página web y en Reflejos Primitivos y TMR.

4 respuestas a «TMR: TERAPIA DE MOVIMIENTOS RÍTMICOS»

  1. Mi hijo de 5 años hace 11 meses que recibe TMR y el cambio ha sido muy bueno, tanto en aprendizaje como en relacion con sus compañeros. Aun tiene aspectos para mejorar pero la maestra nos ha dicho que el niño ha cambiado de forma clara a mejor. El suyo era un caso de manual, con muchos de los simptomas descritos.

    Saludos

    Ernest

  2. Hola Ernest,
    ¡qué alegría que tu hijo haya mejorado tanto! Enhorabuena.
    La TMR es una terapia fantástica. Para mi hijo también supuso un gran cambio.
    Si te apetece hacerlo, te animo a enviarme tu testimonio como padre (algo parecido a este comentario, no tiene que ser más largo) para que lo publique en el blog de Padres con Alternativas:

    http://padresconalternativas.blogspot.com.es/

    Las palabras de los padres llegan mucho más que todos los artículos de profesionales. Por esto estamos reuniendo testimonios en el blog mencionado.
    Saludos y gracias por dejar tu comentario.
    Rosina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *