La familia en el neurodesarrollo de sus hijos

La familia en el neurodesarrollo de sus hijos

Para que puedan alcanzar el máximo de su potencial, es necesario involucrar a la familia en el neurodesarrollo de sus hijos.

El neurodesarrollo infantil trata del desarrollo de los niños prestando especial atención a su cerebro. Dado que es el cerebro el que se mueve, habla, lee, escribe, se relaciona… y el cuerpo es solamente el vehículo que utiliza para hacerlo todo, entonces podríamos decir que el desarrollo del niño es el desarrollo de su cerebro.

Para lograr un óptimo neurodesarrollo en nuestros niños es necesario que la familia sea consciente del mismo, lo conozca y lo acompañe. Involucrándose seriamente siempre que sea necesario reforzarlo.

El neurodesarrollo infantil nos ofrece un enfoque diferente al convencional pues se centra en trabajar las causas y no los síntomas. De esta forma, dejando a un lado los diagnósticos (que hacen referencia a síntomas), nos ocupamos de averiguar dónde está la causa de lo que observamos en los niños para trabajar directamente ahí y poder así solucionar los problemas de raíz.

Una de las claves de este trabajo, que pretende lograr una mayor maduración en el desarrollo, es la repetición. Solamente con la repetición del estímulo se logran cambios reales a nivel cerebral. Las actividades propuestas habrán de repetirse y mantenerse constantes en el tiempo como garantía para el éxito del trabajo de neurodesarrollo. Un trabajo del cual, por cierto, disfrutan los niños pues se trata principalmente de ofrecerles estímulos corporales y de movimiento, sentando así las bases de todo el desarrollo de la persona. El desarrollo comienza por el cuerpo, luego pasa a las emociones y finalmente, a lo cognitivo.

Pero, volviendo a la repetición necesaria para que se logren cambios reales en el desarrollo global, para que pueda llevarse a cabo esta repetición se requiere de la participación de la familia. Un profesional especializado en determinadas áreas del desarrollo infantil trabaja normalmente con un niño 1 o 2 veces a la semana, y esto es francamente un estímulo pobre y poco intenso. Al ser importante practicar los ejercicios de neurodesarrollo todos los días, las madres y los padres tienen un papel fundamental.

Existen dos maneras por las cuales el cerebro guarda información y crea nuevos circuitos neuronales. La primera es a través de un estímulo de alto impacto. Poner las manos en el fuego es un estímulo muy intenso que no necesita repetición, por ejemplo.

Evidentemente, el neurodesarrollo infantil no trabaja con estímulos de este tipo, sino con la segunda manera con la que cuenta el cerebro para guardar información importante y crear nuevas estructuras: la repetición. Los estímulos con los que insistimos una y otra vez crean nuevas estructuras neuronales y madurez cerebral. De aquí que el trabajo con el neurodesarrollo requiera de una continuidad que sólo es posible en el hogar de una familia involucrada en reforzar el desarrollo de sus hijos.

Asesoramiento online a familias en neurodesarrollo infantil. Infórmate en aquí si estás preocupado por uno de tus hijos o conoces a alguien que pueda estarlo. Desde el neurodesarrollo buscaremos las causas de las dificultades para trabajarlas de raíz.

Formación online en neurodesarrollo infantil:

Programa de formación online en neurodesarrollo MIMANDO LAS ESTRELLAS✨

Curso online de neurodesarrollo infantil SEMBRANDO SU FUTURO💗

Curso básico online de neurodesarrollo infantil EL LENGUAJE DE LOS SENTIDOS🙃

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *