fbpx

INCIDENCIA DE LA AUDICI脫N EN LA ESCUELA Y EN LA CONDUCTA

En este art铆culo los autores explican la importancia de poseer una buena capacidad auditiva para lograr resultados 贸pitmos en el rendimiento escolar y c贸mo, adem谩s de afectar al aprendizaje, una deficiente audici贸n puede adem谩s determinar el estado de 谩nimo y el comportamiento de nuestros hijos y alumnos.

Es f谩cil comprender que existen muchos y variados problemas visuales sin referirnos a la ceguera, y que por ello observamos a los ni帽os e intentamos ayudarlos por medio de lentes y otros mecanismos como pudiera ser tapar un ojo… Sin embargo, nos cuesta aceptar que, l贸gicamente, existen tambi茅n muchas y muy variadas formas de o铆r y de escuchar y que, por desgracia, no se hace nada para ayudar a los ni帽os con deficiencias en este sentido a no ser que padezcan de una sordera…

V铆ctor Estalayo y Rosario Vega son los disc铆pulos directos de Guy B茅rard en Espa帽a. B茅rard es un otorrinolaring贸logo franc茅s que ha estudiado estos aspectos de la audici贸n durante m谩s de 40 a帽os y ha creado un tratamiento que se est谩 extendiendo poco a poco por todo el mundo, inclu铆do nuestro pa铆s. Las estad铆sticas hablan de la necesidad de realizar pruebas auditivas a ni帽os con fracaso escolar y problemas emocionales o de conducta. Estas estad铆sticas tambi茅n nos muestran el elevado grado de efectividad de la Reeducaci贸n Audtiva en estos casos.
Rosina Uriarte

INCIDENCIA DE LA AUDICI脫N EN LA ESCUELA Y EN LA CONDUCTA

Por V脥CTOR ESTALAYO, director del Instituto de Desarrollo Infantil y Reeducaci贸n Auditiva VEGAKIDS, y ROSARIO VEGA, presidenta.
"Reeducaci贸n auditiva para el 茅xito escolar y el bienestar emocional" de Guy Berard
La mayor铆a ignora que, en el o铆do, las anomal铆as son muy numerosas sin tener en cuenta los fallos en la agudeza auditiva.
Dos individuos con id茅ntica agudeza auditiva pueden oir y escuchar de forma muy diferente. La calidad del procesamiento de los est铆mulos ac煤sticos se refiere a c贸mo o铆mos, c贸mo escuchamos y c贸mo interpretamos lo que o铆mos.
En su obra “Reeducaci贸n auditiva para el 茅xito escolar y el bienestar emocional” el doctor Guy B茅rard divulga los hallazgos de investigaciones cl铆nicas que ha realizado en este campo durante varias d茅cadas.

Posibles fallos en el procesamiento auditivo

1. Falta de uniformidad en los umbrales
Lo m谩s com煤n es que algunos o muchos umbrales sean diferentes entre s铆. La uniformidad total se expresa en un audiograma recto que es muy poco frecuente; casi siempre hay altibajos. Cuando son numerosos, dificultan mucho el procesamiento de lo que se oye.
Los picos producen distorsiones. Si corresponden a las frecuencias m谩s importantes para el lenguaje, afectan a la actividad escolar, a la comprensi贸n, a la atenci贸n y hasta a la estabilidad emocional.

2. Fallos en la discriminaci贸n
Muchos no aprecian si un sonido es m谩s agudo o m谩s grave que otro. El fallo puede ser parcial o total. A veces un o铆do puede discriminar bien el otro, mal. Con m谩s frecuencia son ambos los que fallan. El fallo puede estar en los graves, en los agudos o en toda la gama de sonidos.
El habla consiste en la emisi贸n de fonemas que tienen su puesto en una escala de sonidos. Por ejemplo, los sonidos sordos como /p/, /t/, /k/, son m谩s graves que los sonoros /b/, /d/, /g/. La incapacidad y a煤n una ligera dificultad para distinguir a unos de otros complican el seguimiento de las explicaciones orales. Exigen mucho esfuerzo de atenci贸n para deducir del contexto su valor real. Considerando lo que pasar铆a si uno tuviera que esforzarse por distinguir, por ejemplo, pata de bata, pelo de velo, t铆a de d铆a, tuna de duna, cana de gana o coma de goma, no lograr铆amos hacernos m谩s que una p谩lida idea de lo que supondr铆a pasarse una hora escuchando centenares o millares de palabras salpicadas de fonemas sordos y sonoros sin poder diferenciarlos.
La dificultad aumenta cuando se trata de discriminar los extra帽os fonemas de la segunda lengua que se estudia. Al menos siete de la docena larga de fonemas voc谩licos de la lengua inglesa y no menos de quince de sus fonemas conson谩nticos carecen de correspondencia en nuestra lengua. Para poder percibirlos con exactitud, es necesario o铆rlos muchas veces a edad temprana.
Si nos se discriminan bien, no ser谩 posible distinguir auditivamente, fit (en forma) de feet (pies), show (espect谩culo) de chow (comida), pen (pluma) de pan (cazuela), cut (corte) de cat (gato) o de cot (catre o cuna), cash (dinero contante) de catch (captura), as (como) de ass (asno), chip (astilla) de cheap (barato), fan (abanico) de fun (diversi贸n) yotras numeros铆simas palabras que, oralmente, se distinguen s贸lo por un fonema.
Las consecuencias de la falta de una correcta discriminaci贸n auditiva afectan igualmente a la apreciaci贸n musical. Un fallo general en esta funci贸n reduce dr谩sticamente la gama de sonidos que se perciben, elimina el concepto mismo de melod铆a en el caso de quien lo padece, impide notar el cambio de tonalidad y seguir el sonido individual de los instrumentos de la orquesta sobre todo cuando tocan simult谩neamente.

3. Mala lateralizaci贸n
La eficiencia del procesamiento auditivo se pone a prueba de modo especial cuando se trata de llevar al cerebro la informaci贸n oral suministrada por los profesores durante un per铆odo de tiempo prolongado. Es necesario llevar la informaci贸n al hemisferio cerebral dominante por la v铆a auditiva propia, que es la m谩s corta y la m谩s r谩pida. Es lo que ocurre en un individuo bien lateralizado.
Pero hay quien no queda bien lateralizado auditivamente y procesa unas frecuencias de sonido por la izquierda y otras por la derecha. Si no se procesan todos los fonemas por la misma autopista de informaci贸n, los que van por la ruta m谩s larga tardar谩n m谩s en llegar creando conjuntos de fonemas desordenados. Para su comprensi贸n, el cerebro del oyente necesita reordenarlos. Esta operaci贸n exige un trabajo extraordinario. Si la presi贸n de las ondas sonoras producidas por el conjunto de fonemas /l/ /a/ /s/ llega al 谩rea auditiva del cerebro en otro orden, como /s/ /a/ /l/, en lugar de las, se oir铆a sal, por ejemplo. Pero esa clase de trabajo no se puede realizar c贸modamente si es cont铆nuo y mucho m谩s complejo.
La falta de una buena lateralizaci贸n auditiva es responsable de dislalias y dislexias y, adem谩s, puede causar tartamudez. En general, complica de tal manera la escucha activa, la comprensi贸n y la atenci贸n, que explica por s铆 sola los fallos en estas 谩reas.

4. Tiempo de respuesta prolongado
La lentitud en el procesamiento de la informaci贸n ac煤stica es una anomal铆a improtante que bastar铆a por s铆 sola para dar cuenta de un pobre rendimiento escolar. Es el resultado de fallos como falta de uniformidad en los umbrales de percepci贸n, pobre discriminaci贸n y una lateralidad auditiva imperfecta. Si se dan otdas estas anomal铆as en un mismo ni帽o, ser谩 muy lento y estar谩 abocado al fracaso en la actividad escolar.

5. Audici贸n dolorosa
Los ruidos muy intensos, de 130 dB en adelante, producen dolor. Entre 90 y 120 dB causan malestar y, si es se prolongan, son insoportables. Pero algunas personas sienten malestar y hasta dolor al o铆r ruidos suaves, generalmente agudos.
La audici贸n muy sensible es t铆pica de muchos lesionados cerebrales y general en los autistas. Ruidos que los dem谩s filtramos sin esfuerzo y nos resultan casi imperceptibles son para ellos peores que el torno del dentista. Se tapan los o铆dos con frecuencia, chillan y, a veces, se golpean. Se vuelven solitarios, huyen de los lugares ruidosos o de los encuentros con grupos de personas y llegan a aislarse hasta el punto de suprimir la comunicaci贸n oral. Parece que el autismo guarda una estrecha relaci贸n con esta clase de alteraci贸n de la percepci贸n auditiva.

Incidencia de la calidad auditiva en el rendimiento escolar

Siendo la escucha la actividad intelectual m谩s com煤n en las aulas, requiere una excelente calidad auditiva para poderla realizar bien d铆a tras d铆a durante largas horas. Es f谩cil comprender que un estudiante afectado por alguna de las anomal铆as auditivas se帽aladas necesitar谩 esforzarse mucho para seguir las lecciones. Seg煤n el grado de los fallos que tenga, s贸lo podr谩 prestar atenci贸n durante media hora, un cuarto de hora o menos a煤n antes de rendirse a la fatiga y a la incapacidad de seguir comprendiendo lo que est谩 oyendo.

Nosotros mismos hemos podido verificar la hip贸tesis del doctor B茅rard que formulamos as铆:

“La incidencia de la calidad auditiva en el rendimiento escolar es tan grande, que, en general, es posible identificar a los estudiantes m谩s aventajados y m谩s retrasados mediante unas simples pruebas auditivas.”

Para ello, llevamos a cabo una investigaci贸n en el I.E.S. Gaspar Melchor de Jovellanos de Fuenlabrada (Madrid) y en el Colegio Pablo Neruda de la misma ciudad examinando a 195 estudiantes.
Se realizaron tres pruebas: la de selectividad o discriminaci贸n, la de lateralidad y la audiometr铆a teniendo en cuenta, adem谩s del audiograma resultante, el tiempo de respuesta, el grado de seguridad en las respuestas y la capacidad de atenci贸n.

De las pruebas se desprend铆a que, en general,
– los sujetos gozaban de una magn铆fica agudeza auditiva,
– que la audici贸n es, en efecto, una funci贸n compleja,
– que las anomal铆as posibles por lo que se refiere a la calidad del procesamiento de los mensajes orales son numerosas y que
– un porcentaje significativo de los sujetos examinados presenta una o varias anomal铆as, que podr铆an tener una icidencia negativa en el rendimiento escolar.
Al cotejar la lista de los sujetos que presentaban anomal铆as en la calidad auditiva con los expedientes acad茅micos, el resultado fue 茅ste:


Los que tienen una agudeza normal pero tambi茅n una mala calidad auditiva no reciben ayuda alguna. Su n煤mero es seguramente mayor que el de los escolares que usan gafas, pero no hay aud铆fonos que puedan corregir su anomal铆a, que ni siquiera es sospechada por sus padres ni por los educadores. Para poder seguir la lecci贸n oral sin quedarse atr谩s, descodificando lo que perciben en desorden y comprendiendo la informaci贸n que reciben, necesitan hacer un esfuerzo sobrehumano. Pero no podr谩n prolongarlo mucho; pronto les atacar谩 la fatiga, sentir谩n frustraci贸n y echar谩n en falta la energ铆a necesaria. Los educadores notar谩n que no les siguen o que no se enteran de casi nada; dudar谩n de su inteligencia mientras su conducta sea adecuada y, luego, echar谩n la culpa de su pobre rendimiento a su mal comportamiento. 脡ste se ir谩 deteriorando poco a poco en la medida de su des谩nimo o de su incapacidad para prestar atenci贸n y para quedarse inactivo. Se mover谩, hablar谩, har谩 travesuras y distraer谩 a los dem谩s. A esas alturas nadie se explica qu茅 le pasa y nadie consigue corregirle ni ayudarle.

Soluci贸n: Reeducaci贸n Auditiva

El doctor B茅rard ensay贸 un programa de reeducaci贸n auditiva mediante el uso de un modulador de frecuencias que le permit铆a dar una especie de gimnasia cerebral y mejorar la calidad auditiva.
Hasta 1982 hab铆a tratado a 1850 pacientes que presentaban anomal铆as en la calidad auditiva y serios problemas de aprendizaje. Los resultados golbales fueron muy positivos en 1410 de ellos, es decir, en el 76,2 % de los casos; adem谩s hab铆a obtenido mejor铆as parciales notables en los restantes 440 estudiantes.
En s贸lo diez d铆as que dura el tratamiento es frecuente comprobar que se han operado importantes cambios en el audiograma, que no rara vez se reflejan positivamente en diversos aspectos de la inteligencia y de la conducta: mayor deseo de aprender, m谩s facilidad, mejor comportamiento, lenguaje m谩s abundante, reproducci贸n m谩s exacta de algunos fonemas, m谩s capacidad para prestar atenci贸n y menos dificultades para el aprendizaje. Una familia nos comunic贸 as铆 los resultados observados en un ni帽o:

“Aumento de generaci贸n espont谩nea de lenguaje, mayor comprensi贸n ling眉铆stica, integraci贸n social mayor, comprensi贸n y aprendizaje de textos peque帽os (en Conocimiento del Medio e Ingl茅s), buena memorizaci贸n (tablas de multiplicar y oraciones en catequesis), razonaminto m谩s 谩gil (mejor y m谩s r谩pida resoluci贸n de los problemas).
Como pod茅is observar, en esots dos meses ha progresado bastante y cada vez se aproxima m谩s a lo que ser铆a razonable para su edad.
Estamos muy contentos con su evoluci贸n. Tambi茅n 茅l est谩 muy contento y participa como cualquier otro en las relaciones sociales.
No he contactado con vosotros antes para el tema que os coment茅 sobre clases de apoyo, ya que de momento lleva bien el curso.”

“El m茅todo Berard de reeducaci贸n auditiva”

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *